Pedro Saura muestra en Londres el apoyo del Gobierno a las empresas españolas que operan en el mercado británico

  • El secretario de Estado ha manifestado que las empresas españolas del sector de las infraestructuras y los transportes están colaborando con éxito en Reino Unido
  • Reino Unido es uno de los mercados estratégicos, tal y como muestra el notable número de concesiones y obras ejecutadas con firma española.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, ha clausurado hoy el “Spain-UK Transport Infraestructure Forum” en su visita a la capital británica, donde ha apoyado a las empresas españolas de infraestructuras y transporte con presencia en Reino Unido.

Además ha valorado el gran esfuerzo presupuestario de Reino Unido para aumentar la calidad de las infraestructuras y el transporte y ponerlas en el nivel que corresponde a una economía como la suya.

Según ha informado Saura, las empresas españolas tienen una estrecha colaboración con las principales agencias de transportes del gobierno y de las autoridades locales, y también en el ámbito privado, y son plenamente conscientes de que Reino Unido es uno de sus mercados estratégicos, tal y como muestra el notable número de concesiones y obras ejecutadas con firma española.

El secretario de Estado ha indicado algunas de las cifras que corroboran esta colaboración y ha afirmado que las empresas españolas afincadas en Reino Unido del sector de las infraestructuras cuentan con una cartera de más de 100 proyectos de obras y concesiones, que abarcan desde el diseño, la construcción o la fabricación, hasta la gestión, explotación o mantenimiento de infraestructuras y sistemas de transporte, que supera los 41.500 millones de euros en los últimos 10 años. En lo que llevamos de año, la cartera de negocio de estas empresas en Reino Unido asciende a 7.531 millones de euros.

Para el secretario de Estado, se trata de unos buenos resultados que reflejan las excelentes relaciones entre ambos países, que han sido especialmente intensas en los últimos años, y demuestra el interés que existe en la participación española en el desarrollo de las infraestructuras británicas.