DIVULGACIÓN POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE LAS CONVERSACIONES MANTENIDAS EN CABINA EN EL VUELO JK5022 SPANAIR

Con motivo de la publicación por los medios de comunicación en la mañana del 13 de septiembre de 2012 de los sonidos de la llamada “caja negra” (Cockpit Voice Recorder, CVR), que contiene las conversaciones mantenidas en cabina del vuelo JK5022 Spanair, la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) quiere manifestar que tal publicación vulnera lo previsto en la Ley de Seguridad Aérea y en el Reglamento (UE) 996/2010.

Conforme a dichas normas las grabaciones no podrán ser publicadas ni utilizadas para fines distintos de la investigación de seguridad. Tan solo excepcionalmente, las autoridades competentes en cada país, justificando que los efectos adversos producidos en la investigación de seguridad quedan compensados, puede autorizar su uso para otros fines permitidos por la Ley (p.e. la investigación y persecución de delitos).

Desde que se produjo el accidente, las grabaciones han permanecido custodiadas en los laboratorios de la CIAIAC, y sólo han podido ser oídas en las salas insonorizadas por los técnicos de la CIAIAC y el personal que ha colaborado en su análisis. Únicamente se ha permitido la salida de los datos a petición del Juez de Instrucción que investiga la causa penal, a quien le compete garantizar la confidencialidad de esos datos mientras permanezcan en su poder.

El articulo 18.3 de la Ley de Seguridad Aérea establece que “el incumplimiento del deber de reserva determinará las responsabilidades penales y las demás previstas por las leyes”.