En su reunión de hoy

El Gobierno aprueba la segregación parcial de Aena a favor de su filial concesionaria del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia (AIRM)

  • Los trabajadores, proveedores y arrendatarios del Aeropuerto de Murcia-San Javier conservarán todos los derechos y obligaciones en el nuevo aeropuerto
  • El acuerdo garantiza la continuidad de la actividad aérea civil del Aeropuerto de Murcia-San Javier en el AIRM

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el acuerdo por el que se autoriza la segregación parcial de Aena, S.M.E., S.A. a favor de su filial concesionaria del nuevo Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia (AIRM).

La segregación parcial de Aena es una operación mercantil que consiste en que su rama de actividad vinculada a la actividad civil que se desarrolla actualmente en el Aeropuerto de Murcia-San Javier se traspasa a favor de su sociedad filial concesionaria del AIRM.

Esta operación de segregación permite que se conserven todos los derechos y obligaciones vigentes de los trabajadores, proveedores y arrendatarios del Aeropuerto de Murcia-San Javier y garantiza que la actividad aérea civil de Murcia-San Javier tenga continuidad en el nuevo aeropuerto.

Este acuerdo se aprueba en el marco de la apertura del Aeropuerto Internacional Región de Murcia, y de la consiguiente finalización del uso para el tráfico civil del Aeropuerto de Murcia-San Javier.

Ambas operaciones, previstas para el mes de enero de 2019 y que serán sometidas próximamente a la aprobación de sus respectivos consejos de administración, van a facilitar la transición de un aeropuerto a otro de manera ordenada y eficiente.

El Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia nace para convertirse en la puerta de entrada a uno de los destinos turísticos españoles con mayor potencial de crecimiento. Se trata de una infraestructura cómoda, práctica y eficaz, tanto para los pasajeros como para las aerolíneas que operarán en él, con una capacidad estimada de 3 millones de pasajeros al año.