Nuevas infraestructuras.

Fomento pone en servicio la autovía A-22 desde la variante de Monzón hasta el enlace de la carretera de Binaced

  • La puesta en servicio de este tramo permitirá alcanzar los máximos niveles de seguridad y comodidad en el corredor de la autovía de Lleida a Huesca.
  • Con esta puesta en servicio se da continuidad a la autovía desde Siétamo a Almacellas, en total 76,5 km.
  • La inversión total, incluidas las expropiaciones y asistencias técnicas, ha sido de 27 millones de euros.

El Ministerio de Fomento pone mañana en servicio los últimos 6,7 km de la variante de Binéfar en la autovía A-22. Con este tramo se une la variante de Monzón con la parte que se puso en servicio el pasado 12 de mayo, completando los 13,8 km de este tramo.

Se completa el enlace cero, que comparten la variante de Monzón y la variante de Binefar, y se abren también el enlace Binéfar oeste y la nueva vía de servicio que une este último enlace con el de Binéfar centro, cumpliendo así con la petición del ayuntamiento de mejorar el acceso a las industrias situadas en ese entorno.

Con esta puesta en servicio se da continuidad a la autovía desde Siétamo a Almacellas, en total 76,5 km.

La autovía consta de dos calzadas de 11,5 m de anchura total con dos carriles de 3,5 m y arcenes de 2,5 m exterior y 1 m interior.

Los enlaces que se abrirán al tráfico son:

  • Enlace de Binéfar cero, situado en el punto kilométrico 0 del tramo y que sirve de unión con el tramo anterior.
  • Enlace Binéfar oeste, que supone el acceso principal al tráfico desde Monzón y Huesca.

Estos enlaces constan de una estructura de paso superior y glorietas laterales de interconexión con los ramales de entrada y salida a la autovía y el resto de vías de acceso.

Adicionalmente, se ha construido una vía de servicio de 1,4 km de longitud paralela a la autovía por su margen derecha. Esta vía discurre entre el enlace oeste y centro y permite, por una parte, completar los movimientos del enlace oeste y, por otra, conectar la autovía con la zona industrial próxima.

En los 6,7 km que se pondrán en servicio hay un total de 7 nuevas estructuras para mantener la permeabilidad transversal, 4 pasos superiores y 3 inferiores. También se han construido pasos de drenaje transversal sobre arroyos y otros cauces.

Entre las estructuras destaca la correspondiente al enlace Binéfar oeste, se trata de un paso superior tipo pórtico de células triangulares que, al tratarse del principal enlace del tramo, consigue una mejor estética y esbeltez.

En este tramo se han llevado a cabo tratamientos geotécnicos especiales ya que en una longitud importante la traza discurre sobre terrenos blandos, entre ellos columnas de grava, mechas drenantes y geotextil de refuerzo, todo esto acompañado del correspondiente control de asientos de terraplenes.

La puesta en servicio de este tramo permitirá alcanzar los máximos niveles de seguridad y comodidad en el corredor de la autovía de Lleida a Huesca.

La inversión total, incluidas las expropiaciones y asistencias técnicas ha sido de 27 millones de euros.

Área: Ambito geográfico: