Agenda Urbana Española

Cartel de la Agenda Urbana Española

España asumió durante 2016 dos compromisos internacionales: el Pacto de Ámsterdam, de mayo de 2016, en el que los Ministros responsables de urbanismo de la UE aprobaron la Agenda Urbana de la UE y la Declaración de Quito, de octubre de 2016, en la que los 193 de las Naciones Unidas aprobaron, por unanimidad, la Agenda Urbana de Naciones Unidas.

En sendos documentos España reafirmó su compromiso con el desarrollo urbano sostenible, en el marco más amplio de la Agenda 2030, cuyo objetivo (ODS) nº 11 es alcanzar “Ciudades y Comunidades Sostenibles”, persiguiendo que sean seguras, inclusivas y resilientes.

En cumplimiento de dichos compromisos el Ministerio de Fomento está elaborando la Agenda Urbana Española (AUE). Se trata de un documento de carácter estratégico y no normativo que busca orientar el sentido de las políticas urbanas sostenibles con objetivos sociales, ambientales y económicos. Desde ese punto de vista pretende ser un instrumento al servicio de todas la Administraciones Públicas, en el ámbito de sus respectivas competencias y principalmente de los Ayuntamientos, para propiciar mejoras en los ámbitos de la normativa y la planificación, la financiación, la gobernanza, el conocimiento, la transparencia y la participación.

Contenido

La Versión 1.0 del documento con la que se ha iniciado el proceso de participación pública se estructura en los siguientes apartados:

  1. Un diagnóstico de la realidad urbana y rural en España, que tiene en cuenta 10 áreas temáticas que han sido elegidas por su incidencia sobre los temas urbanos:
    1. Territorio, paisaje y biodiversidad;
    2. Modelo de ciudad;
    3. Cambio climático;
    4. Gestión sostenible de los recursos y economía circular;
    5. Movilidad y transporte;
    6. Cohesión social e igualdad de oportunidades;
    7. Economía urbana;
    8. Vivienda;
    9. Era digital;
    10. Instrumentos.
  2. Un marco estratégico en el que se propone un Decálogo de objetivos prioritarios, con objetivos específicos para cada uno de aquéllos y un listado de acciones para conseguirlos. Los objetivos estratégicos propuestos son los siguientes:
    • Objetivo Estratégico 1: Ordenar el territorio y hacer un uso racional del suelo, conservándolo y protegiéndolo.
    • Objetivo Estratégico 2: Evitar la dispersión urbana y revitalizar la ciudad existente.
    • Objetivo Estratégico 3: Prevenir y reducir los efectos del cambio climático.
    • Objetivo Estratégico 4: Gestionar de forma sostenible de los recursos y favorecer la economía circular.
    • Objetivo Estratégico 5: Favorecer la proximidad y la movilidad sostenible.
    • Objetivo Estratégico 6: Fomentar la cohesión social y buscar la equidad.
    • Objetivo Estratégico 7: Impulsar y favorecer la economía urbana.
    • Objetivo Estratégico 8: Garantizar el acceso a la vivienda.
    • Objetivo Estratégico 9: Liderar y fomentar la innovación digital.
    • Objetivo Estratégico 10: Mejorar los instrumentos de intervención y la gobernanza.

    Este marco estratégico incluye, además, una serie de 39 indicadores o datos descriptivos, que el Ministerio de Fomento ofrece a través de la siguiente base de datos: BD_Indicadores Descriptivos AUE. De esta forma, se facilita un conjunto de variables que pueden servir para realizar una aproximación a la situación de partida de las ciudades, en su contexto territorial, en relación con los objetivos mencionados.

  3. Un sistema de indicadores de evaluación y seguimiento que permitan medir los avances que se puedan ir consiguiendo tras la implementación de las medidas propuestas y entre los cuales se incluyen los que ya demanda la Agenda 2030 y la Agenda Urbana de NN.UU.
  4. Por último, la Agenda contará con un Plan de Acción, aún por definir, que se conformará durante el proceso de participación pública con las aportaciones de los Ministerios, las Comunidades Autónomas, las Entidades que conforman la Administración Local, la sociedad civil, el sector privado, el tercer sector, etc. Dicho Plan debería incluir, al menos, aquellos instrumentos que permitan mejorar la normativa y la planificación, la financiación, la difusión del conocimiento, la gobernanza y la participación, porque todos ellos son objetivos que reclaman comúnmente las dos Agendas Urbanas internacionales.

Proceso de participación

Para la elaboración de la Agenda Urbana Española se ha diseñado un amplio proceso de participación en el que se han conformado cinco grupos de trabajo con los actores clave para el desarrollo urbano: Administraciones Públicas, Sector privado, Tercer sector, la Academia y la Sociedad Civil.

El documento inicial contó con el apoyo de un Grupo de expertos independientes y multidisciplinares. El proceso realmente participativo comenzó el 27 de febrero de 2018, con la presentación de la versión 1.0 del documento al Grupo de trabajo interministerial constituido al efecto con los representantes del grupo de trabajo permanente de la Agenda 2030.

Con posterioridad, el Ministro de Fomento presentó el documento a las Comunidades Autónomas, a las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla y a la FEMP, en la Conferencia Sectorial del día 15 de marzo y, posteriormente, el 5 se abril se constituyó el Grupo de trabajo con los Directores Generales de Urbanismo de las Comunidades Autónomas, mediante la Convocatoria de la Comisión Multilateral. El 13 de abril se presentó a las Entidades Locales mediante la jornada convocada por la FEMP en el marco del Convenio de colaboración firmado con el Ministerio de Fomento y el 23 de abril siguiente se constituyó el Grupo de trabajo a nivel técnico con las Entidades Locales

Además, el 25 de abril se celebró la jornada de presentación de la Agenda al Grupo de trabajo con el Tercer Sector, la Academia y la Sociedad Civil. En el seno de este grupo de trabajo se constituyó un subgrupo con el Tercer Sector conformado por las instituciones que así lo han solicitado. Así mismo se han mantenido reuniones específicas con entidades profesionales del ámbito de la Academia.

Por último, el 21 de mayo tuvo lugar la presentación al Grupo de trabajo con el Sector privado, en suyo seno también se han mantenido reuniones bilaterales específicas.

Los cinco Grupos de trabajo constituidos están realizando valiosas aportaciones a los distintos apartados de la Agenda, que están siendo analizadas e incorporadas en su mayor parte al documento. Una vez recibidas todas las aportaciones y propuestas de todos los grupos, se prevé que el proceso de participación se cierre a finales de septiembre de 2018, dando lugar a la versión 2.0. de la Agenda.