Concurso de Arquitectura Richard H. Driehaus

En 2016 el Ministerio de Fomento suscribió, junto al Ministerio de Cultura, Educación y Deporte, INTBAU (International Network for Traditional Building, Architecture and Urbanism) y el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, un protocolo para la celebración en España del Concurso de Arquitectura Richard H. Driehaus Architecture Competition.

El concurso, convocado con el apoyo del Richard H. Driehaus Charitable Lead Trust, promueve la práctica de actuaciones arquitectónicas o urbanísticas de mejora de entornos urbanos, inspiradas en valores tradicionales y se desarrolla en dos fases sucesivas.

En la primera fase, se convoca a los municipios españoles  a presentar posibles temas y emplazamientos para el concurso y, de entre las propuestas recibidas, un jurado internacional, integrado por representantes de las distintas instituciones que colaboran en la iniciativa, elige las tres que mejor se ajustan a los objetivos y criterios planteados y que se han considerado más viables de cara a su posible aplicación o ejecución posterior.

La segunda fase consiste en un concurso Internacional de ideas, convocado este año por el Ministerio de Fomento, dirigido a arquitectos y urbanistas que pueden presentar propuestas para cualquiera de los tres emplazamientos seleccionados en la primera fase.

Licitación del Concurso: edición 2018-2019

El BOE de 31 de diciembre de 2018 recoge la licitación, por la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo, del Concurso de proyectos con intervención de jurado Richard H. Driehaus, con un plazo para la recepción de ofertas o solicitudes de participación hasta las 14:00 horas del 20 de marzo de 2019.

Se trata de la segunda fase del Concurso, ya iniciada, dirigida a arquitectos y urbanistas de cualquier nacionalidad, que podrán presentar propuestas para los emplazamientos seleccionados en la primera fase.

En la primera fase, un total de 11 localidades presentaron sus propuestas de temas y emplazamientos. Entre ellas, el jurado, formado por representantes del Ministerio de Fomento, el Ministerio de Cultura, el Consejo Superior de Arquitectos de España, INTBAU y el Premio Rafael Manzano, eligió las propuestas de los ayuntamientos de Guadix (Granada), Olite (Navarra) y Béjar (Salamanca).

Un segundo jurado internacional, en el que nuevamente estarán representadas las distintas instituciones que colaboran en esta iniciativa, evaluará las propuestas presentadas a la segunda fase, seleccionando para cada una de las tres localizaciones las que mejor se ajusten a los criterios del concurso. En este jurado estarán también representadas las autoridades de los municipios a los que éstas pertenecen.

La inscripción se realiza a través de la Página Web del concurso: www.driehauscompetition.com En ella accede a las Bases del Concurso,  a la documentación de los emplazamientos propuestos, así como a la composición del jurado. La entrega de la propuesta en soporte digital es obligatoria y habrá de realizarse antes de la fecha indicada en el anuncio de licitación a través de la mencionada página web.

La lista completa de los equipos premiados - tanto primeros premios como menciones de honor-  será publicada, en la página Web del Concurso (www.driehauscompetition.com) además de en la Plataforma de Contratación del Sector Público (www.contrataciondelestado.es).

Características de las propuestas seleccionadas

Guadix (Granada)

 

Olite (Navarra)

 

Béjar (Salamanca)

 

La iniciativa presentada por el Consistorio de Guadix busca recuperar y mejorar el conjunto que corona la ciudad, el entorno de su antigua Alcazaba, hoy deteriorado. La propuesta incluye la restitución de los espacios libres interiores y su reconexión con la ciudad, un nuevo tratamiento para los espacios públicos degradados e infrautilizados, la reconstrucción de las viviendas arruinadas, y la revitalización del antiguo Palacio de los Saavedra.

El planteamiento de Olite propone una intervención de mejora y embellecimiento de un área estratégica de la ciudad, la zona que une el Palacio y la Iglesia de Santa María con la Iglesia de San Pedro, obviada durante años por el turismo. Se trata de revitalizar el eje conformado por la Rúa Villavieja, la Plaza del Fosal, la Plaza de la Rueda y su entorno. De esta manera se pretende devolver a esta zona la importancia y el atractivo que siempre tuvo y atraer hacia ella el turismo.

En el caso de Béjar, el proyecto atrajo el interés del jurado por el objetivo de revitalizar el área de La Antigua, que está sufriendo los efectos de la despoblación. Una situación que sufren actualmente numerosos núcleos históricos en nuestro país. La intervención urbanística afectaría al espacio en torno a la Iglesia de Santa María, el Museo Judío y varios edificios de la época de esplendor de la industria textil local, hoy abandonados. Se busca aportar un nuevo diseño a los espacios públicos y así transformarlos en una zona atractiva para los vecinos y atraer nuevamente a la población.