LAV Vitoria/Gasteiz-Bilbao-Donostia/San Sebastián-Frontera francesa

El Gobierno autoriza la licitación del proyecto de construcción de plataforma del tramo Mondragón-Elorrio-Bergara (sector 2)

  • El presupuesto de licitación asciende a más de 255,6 M€ (IVA incluido)
  • Con una longitud de 5,2 kilómetros, el tramo licitado forma parte del denominado “Nudo de Bergara”, que permite la conexión de las tres capitales vascas
  • Las obras incluirán la construcción de cuatro túneles, dos en Karraskain y otros dos en Udalaitz, además de dos viaductos en Kobate

22.12.17El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Fomento la licitación, a través de Adif Alta Velocidad, del proyecto constructivo del tramo Mondragón-Elorrio-Bergara (sector 2), incluido en la plataforma de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Vitoria/Gasteiz-Bilbao-Donostia/San Sebastián-Frontera francesa.

La licitación de este contrato, por importe de 255.664.080,9 euros IVA incluido (211.292.628,88 euros sin IVA) y un plazo de ejecución de 30 meses, también ha sido autorizada esta misma semana por el Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad. De este modo, el Ministerio de Fomento da un paso más en su firme compromiso de concluir las obras de la Línea de Alta Velocidad en el horizonte del año 2023.

Este tramo, con una longitud de 5,2 kilómetros de vía doble equivalente, discurre por los municipios de Mondragón, Elorrio y Bergara, entre Gipuzkoa y Bizkaia, y está incluido en el denominado “Nudo de Bergara”, que es el tramo de plataforma ferroviaria que permitirá la bifurcación de la línea y la conexión de las tres capitales vascas.

El tramo es uno de los tres sectores en los que se ha subdividido, a nivel constructivo, el conjunto del nudo de enlace, que tras su reestructuración ha quedado seccionado en los tramos: Mondragón-Elorrio-Bergara (sector 1), Mondragón-Elorrio-Bergara (sector 2) y Mondragón-Bergara (sector 3). La licitación del proyecto constructivo del tramo Mondragón-Elorrio-Bergara (sector 1) fue anunciada el pasado mes de septiembre.

El proyecto del tramo Mondragón-Elorrio-Bergara (sector 2) discurre bajo túnel en el 97,8% del trazado ya que prevé la construcción de cuatro túneles: Karraskain este, de 448 metros de longitud; Karraskain oeste, de 543 metros de longitud; Udalaitz este, con 4.620 metros de longitud, y Udalaitz oeste, de 4.646 metros. Además, se construirán dos viaductos en Kobate: este, con una longitud de 83 metros, y oeste, de 28 metros de longitud.

El tramo está compuesto por dos ramales de vía única denominados Eje Oeste Mondragón-Bergara, con una longitud de 5.280 metros, y Eje Este Mondragón-Bergara, con 5.200 metros. Este tramo conecta por el inicio con el tramo Mondragón-Elorrio, ya construido, y por el final con el tramo Mondragón-Elorrio-Bergara (sector 1).

El proyecto cuenta además con todas las medidas de seguridad necesarias, entre las que se incluyen doce galerías de conexión entre túneles, además de la construcción de muros, drenajes, integración ambiental, zonas para instalaciones auxiliares, reposición de servidumbres y servicios afectados, depósito de inertes y cuantas actuaciones sean precisas durante la realización del proyecto.

Fondos europeos

Esta actuación está cofinanciada por el Mecanismo “Conectar Europa” (CEF). El Banco Europeo de Inversiones (BEI) participa también en la financiación de esta línea.

“Una manera de hacer Europa”

Características de la nueva línea

A escala europea, la nueva infraestructura forma parte del Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario europeo, dando continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria/Gasteiz, prolongándola hasta la frontera francesa.

El nuevo trazado se ha diseñado para doble vía de alta velocidad con ancho internacional (1.435 mm) y permitirá la circulación de trenes de viajeros y mercancías (tráfico mixto). La inversión total estimada de la nueva línea asciende a 4.800 millones de euros.

Adif se encarga de la construcción de la plataforma entre Vitoria/Gasteiz y Bilbao, mientras que el Gobierno de España ha acordado con el Gobierno del País Vasco la construcción del corredor guipuzcoano (Bergara-Irún/Donostia/San Sebastián) mediante anticipos sobre el CUPO, que serán reintegrados por el Gobierno de España. Toda la financiación de la Línea de Alta Velocidad la asume el Gobierno de España.

Los principales beneficios derivados de la construcción de la línea incluyen el establecimiento de una nueva relación ferroviaria de alta velocidad entre las tres capitales vascas, Vitoria/Gasteiz, Bilbao y Donostia/San Sebastián. También permitirá un incremento de la capacidad y la regularidad en el tramo entre las tres capitales vascas, y su conexión con Francia y con otras capitales del país.

Esta nueva infraestructura supondrá una reducción del tiempo de viaje entre las ciudades conectadas, al permitir conexiones directas entre ellas, con un trazado de alta velocidad; el aumento del confort, al establecerse unas condiciones óptimas de rodadura y trazado, y un incremento de la seguridad, con la adopción de tecnologías punta en sistemas de conducción automática de trenes y el vallado completo de la vía, así como la ausencia de pasos a nivel a lo largo del trazado de la línea.

Proyecto constructivo del tramo Mondragón-Elorrio-Bergara (sector 2)

Proyecto constructivo del tramo Mondragón-Elorrio-Bergara (sector 2)

Menú general