En abril de 2008, el antiguo Ministerio de Vivienda inauguró una exposición en Arquerías de Nuevos Ministerios con el título de 5X50, Cinco paisajes por cincuenta años. El proyecto había nacido con el objetivo de estudiar como se habían desarrollado en la segunda mitad del siglo XX determinadas áreas de nuestro país. El trabajo se había realizado en colaboración con el Centro de Política de Suelo y Valoraciones de la Universidad Politécnica de Barcelona y para la exposición se contó con el estudio sociológico de los 5 paisajes expuestos de Jesús Leal Maldonado. En principio, se seleccionaron 20 “paisajes” y el período establecido para su observación fue los 50 años transcurridos desde 1956 hasta 2006 por varias razones: En 2006 se cumplían 50 años de la promulgación de la primera Ley de Suelo, que sentó un modelo de ordenación y gestión urbanísticas en el que seguimos enraizados. En 2006 se cumplían también 50 años de la realización del vuelo fotográfico que el ejército de los estados Unidos hizo de la Península y de las Islas Baleares (conocido como “vuelo americano”) y que pasado el tiempo, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos cedió al Ministerio de Defensa español. Cuando se analizaron las zonas voladas se tuvo que prescindir de 2 de los paisajes seleccionados correspondientes a las Islas Canarias que no formaron, finalmente, parte del vuelo. Por último, en 2006 se inicia la tramitación formal de una nueva Ley de Suelo finalmente aprobada en 2007, en la que se incorporan nuevos criterios para que el crecimiento urbano responda a los requerimientos de un desarrollo sostenible, minimizando el impacto negativo sobre el territorio y el paisaje y apostando por la regeneración de la ciudad existente.

La exposición se centraba en cinco áreas urbanas: las dos mayores áreas metropolitanas, Madrid y Barcelona, claros exponentes de cómo el fenómeno urbano desborda hoy el mapa municipal. También dos entornos costeros del litoral mediterráneo, la costa murciana y la costa alicantina, que reflejan cómo ha influido la atracción turística de nuestro país en determinadas localizaciones. Y, finalmente, Córdoba, una capital de provincia de tamaño medio, ajena a los fenómenos que se acaban de mencionar pero no exenta del proceso de expansión urbana.

Se muestran aquí los 18 paisajes que, finalmente, formaron el total del trabajo más allá del los 5 que formaron parte de la exposición en el convencimiento del interés que siempre tiene conocer cómo hemos crecido.

Menú general