3.1. Extremar la importancia y exacto cumplimiento de las instrucciones y autorizaciones.

3.2. Usar un lenguaje aeronáutico standard, conciso e inequívoco.

3.3. No utilizar la palabra DESPEGUE (TAKE-OFF) en la autorización de ATC y separar suficientemente en el tiempo la autorización (Clearance) de ATC y de la autorización (Clearance) de DESPEGUE (TAKE-OFF).

© Ministerio de Fomento