Los incendios fueron originados por la inflamación del combustible de la aeronave como consecuencia del impacto con el terreno, sin que exista evidencia de que a los mismos contribuyese ningún otro factor ajeno al accidente.

En la zona principal de restos fue donde se produjeron los mayores incendios, que envolvieron inmediatamente a todas las zonas del fuselaje de la aeronave.

La primera notificación a una agrupación de bomberos sobre localización aproximada del incendio, se produjo unos 20 minutos después del accidente. Por tratarse de una zona agrícola que exclusivamente dispone de caminos rurales, el acceso rápido al lugar se vio dificultado.

Las primeras dotaciones de vehículos y personal contra incendios, llegaron aproximadamente a las 00.58:00 horas, procedentes de los parques de bomberos de los Ayuntamientos próximos a la zona.

El incendio pudo considerarse totalmente extinguido, aproximadamente a las dos horas de su iniciación.

© Ministerio de Fomento