Las pérdidas económicas por la huelga en la estiba superan los 36 millones de euros en los tres primeros días de paros

  • La naviera Maersk ha decidido desviar definitivamente desde Algeciras a Tánger 150.000 movimientos anuales, con lo que el puerto español quedará finalmente con medio millón de movimientos menos de los previstos
  • Fomento pide a patronal y sindicatos que se sienten a negociar, la desconvocatoria de la huelga y la recuperación de la normalidad en los puertos
  • La decisión de los sindicatos de mantener la huelga está afectando de manera directa y definitiva a los puestos de trabajo
  • Las tres primeras jornadas de huelga en la estiba tienen un seguimiento cercano al 100% y los servicios mínimos se están cumplido con carácter general

viernes, 9 de junio de 2017

Las tres primeras jornadas de huelga en el sector de la estiba (5,7 y 9 de junio) suponen unas pérdidas económicas superiores a los 36 millones de euros, lo que equivale a más de 12 millones de euros por jornada, según los datos facilitados a Puertos del Estado por las Autoridades Portuarias y las empresas de la comunidad portuaria.

De estos 12 millones de euros de pérdidas por jornada de huelga, 2,5 millones corresponden al transporte terrestre, tanto viario como ferroviario, y 5 millones a las compañías estibadoras. Las otras pérdidas se reparten entre el resto de la comunidad portuaria (remolcadores, prácticos, licenciatarios de servicios comerciales, operadores logísticos, etc).

A estas pérdidas económicas habría que añadir el incremento de los costes logísticos que ha supuesto para los cargadores el recurso a cadenas logísticas alternativas.

Junto a los daños económicos registrados en estas tres primeras jornadas de huelga, se suma también el coste reputacional a los puertos españoles y al país. En un sector como el logístico, en el que la predictibilidad en la circulación de bienes es fundamental, se ha detectado una pérdida de fiabilidad como consecuencia de los paros en el sector de la estiba.

Desvío de buques

Al conocerse con suficiente antelación las convocatorias de huelga, tanto las empresas navieras como los terminalistas han reprogramado sus operaciones portuarias, con lo que en muchos puertos la operativa de carga y descarga programada estaba reducida al mínimo.

Como ejemplo de esta reprogramación, la naviera Maersk ha desviado su buque triple E Madrid –uno de los buques portacontenedores más grandes del mundo-del Puerto de Algeciras al de Tánger Med en su viaje inaugural.

En el caso concreto del Puerto de Algeciras, la primera naviera del mundo, Maersk, ha desviado 15 buques desde la convocatoria de huelga.

Además, ha decidido desviar definitivamente a Tánger 150.000 movimientos anuales. Tras esta decisión, el Puerto de Algeciras quedará finalmente con medio millón de movimientos menos de los que tenía previsto, ya que al desvío definitivo de movimientos se suma la rebaja de las previsiones de crecimiento previas a la huelga.

En el puerto de Algeciras se registran al año 3.172.000 movimientos, de los cuales 2.400.000 corresponden a Maersk.

Para reforzar las operaciones de Maersk en Tánger, se han desplazado dos grúas desde Port Said (Egipto).

Llamamiento al diálogo y al fin de la huelga

Los datos sobre el desvío definitivo de buques confirman lo que se ha venido alertando desde el Ministerio de Fomento en caso de que se produjese la huelga y se mantuviesen las situaciones de bajos rendimientos que afectan al funcionamiento normal de los puertos.

El desvío permanente de buques que empieza a producirse, como está sucediendo en el Puerto de Algeciras, supondrá un grave daño para la economía, una afección importante para el puerto y para toda la comunidad autónoma de Andalucía, así como para los puestos de trabajo en el sector de la estiba.

La decisión de los sindicatos de mantener la huelga está afectando de manera directa y definitiva a los empleos en la estiba.

Por todo ello, el Ministerio de Fomento vuelve a hacer un llamamiento a los sindicatos y a la patronal para que se sienten a dialogar lo antes posible, se desconvoque la huelga y se recupere la normalidad y la actividad en los puertos españoles. El mantenimiento de la huelga en las actuales circunstancias supone la pérdida de puestos de trabajo, por lo que se apela a la responsabilidad de ambas partes para que se ponga fin a esta situación.

Transcurso de la huelga

Durante las convocatorias de huelga celebradas esta semana no se han producido daños materiales en las instalaciones portuarias ni en las de los operadores portuarios que se encuentran instalados en el sistema portuario.

Las dos primeras jornadas de huelga en la estiba han tenido un seguimiento cercano al 100% y los servicios mínimos se han cumplido con carácter general.

Categorias asociadas

Menú general