De la Serna asiste al acto de primera piedra de las obras del tramo Gallur-Mallén de la autovía A-68

En Mallén, provincia de Zaragoza

  • Con una inversión en obra de 49,75 millones de euros
  • Tiene como objetivo fundamental mejorar la seguridad viaria

martes, 4 de julio de 2017

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asistido hoy al acto de primera piedra de las obras de duplicación de la carretera N-232 (autovía A-68) en el tramo Gallur-Mallén, en la provincia de Zaragoza, que han sido adjudicadas por un presupuesto de 49,75 millones de euros.

El corredor del valle del Ebro constituye la vía natural para el transporte por carretera desde el Mediterráneo hacia la cornisa Cantábrica, por lo que la conversión en autovía de la carretera N-232 constituye una actuación necesaria para aumentar la capacidad y mejorar la seguridad vial en un itinerario con gran intensidad de tráfico de vehículos pesados (por la carretera N-232 circula un media de 13.000 vehículos al día, de los que casi un 50% -6.300 vehículos- son pesados).

Este tramo se une al Figueruelas–Gallur, cuyas obras ya está ejecutando el Ministerio desde finales de 2015, por lo que con la conclusión de estos dos tramos se podrá circular de manera continuada por aproximadamente 83 kilómetros de autovía desde Zaragoza hasta prácticamente Alfaro, en La Rioja.

Características técnicas

El tramo de obras adjudicadas comienza en el kilómetro 282,93 (punto en el que terminan las obras del tramo Figueruelas-Gallur) y termina en el kilómetro 297,300, enlazando con el tramo de la autovía A-68, ya ejecutada en Navarra.

A lo largo del trazado se disponen cuatro enlaces y un semienlace:

  • Enlace de Gallur;
  • Enlace Conexión entre vías de servicio, que dará conexión a la Plataforma Logística Agroalimentaria de Mallén y al tejido industrial existente;
  • Enlace de Mallén Este;
  • Enlace de Mallén Oeste;
  • Semienlace de Cortes, localizado en el límite entre los términos municipales de Mallén y Cortes y actual punto de transición entre la carretera N-232 y la autovía A-68.

Se construirán 15 estructuras: 5 pasos superiores, 6 pasos inferiores, 2 ampliaciones de pasos inferiores y 2 viaductos sobre el río Huecha.

Además de la doble calzada resultante, se ha proyectado la reordenación de todos los accesos a través de la ejecución de los citados enlaces y vías de servicio para el acceso de las propiedades colindantes.

Integración ambiental

Para garantizar la integración ambiental de la obra destacan medidas como:

  • Aplicación de hidrosiembras (306.012,22 m2) y siembra de herbáceas (146.512,00 m2) en todos los taludes y terraplenes, así como en zonas llanas de enlaces y glorietas.
  • Extendido de capa de tierra vegetal (642.383,60 m2).
  • Plantaciones arbustivas (297.383 unidades) y plantaciones arbóreas (9.313 unidades).
  • Establecimiento de 9 pasos de fauna y 15 rampas de escape del interior del vallado de la autovía.
  • Reposición de las 6 vías pecuarias.

Las medidas de integración ambiental supondrán aproximadamente una inversión de 3 M€, incluyendo las medidas de protección acústica.

Mapa de situación

Categorias asociadas

Menú general