El nuevo puente de Castilblanco, en la carretera N-502, se abre completamente al tráfico

En la provincia de Badajoz

  • La inversión asciende a 10 millones de euros
  • Se trata de un nuevo puente de 437,5 m de longitud sobre el embalse de García Sola en el río Guadiana

martes, 31 de enero de 2017

El Ministerio de Fomento ha puesto hoy en servicio completamente el nuevo puente de Castilblanco de la carretera N-502 sobre el embalse de García Sola en el río Guadiana.

La actuación ha consistido en la construcción de un nuevo puente en paralelo al existente, que quedará definitivamente fuera de servicio, y en una pequeña variante de trazado de la N-502 para conectar con el nuevo puente. El importe de la obra ha ascendido a 10 millones de euros.

De esta manera se recupera la normalidad en este punto de la red, ya que, hasta el pasado 22 de diciembre existía la prohibición de paso para los vehículos de 3.5 toneladas, que obligaba a camiones y autobuses a dar largos rodeos, y desde el 22 de diciembre el paso por el nuevo puente se realizaba de manera alternativa mediante semáforos.

La obra ha destacado por el empleo de técnicas que han permitido su construcción sin tener que bajar el nivel del embalse, evitándose así afectar negativamente no sólo a las comunidades de regantes de aguas abajo sino también a la fauna terrestre y, sobre todo, la fluvial.

Características técnicas

El nuevo viaducto de Castilblanco sobre el río Guadiana tiene una longitud de 437,50m repartida en 10 vanos de 43,75 m de luz, que se apoyan en nueve pilas-pilote y sus dos estribos. Las pilas-pilote están compuestas cada una de ellas por dos fustes de 1.800 mm de diámetro de hormigón armado que se empotran directamente sobre el estrato rocoso existente bajo los depósitos aluviales del río, disponiendo de una camisa de chapa de acero que sirve de encofrado.

Los estribos son también de hormigón armado y se cimentan directamente sobre la roca presente en las laderas.

La sección transversal del puente permite albergar la calzada de 7,00 m, arcenes de 1,50 m y pretiles, con el máximo nivel de contención. El tablero del puente está constituido por dos vigas prefabricadas tipo “artesa”, de 2,20 m de canto y una losa de compresión de hormigón armado sobre prelosas prefabricadas.

En esta obra destacan las técnicas que han permitido avanzar en la construcción del puente con independencia del nivel de aguas en el embalse. Así, con el apoyo de barcazas donde han trabajado la maquinaria de perforación de pilotes y otros medios auxiliares se han ejecutado la cimentación pilotada y los alzados de las pilas. También se utilizó un carro lanza-vigas para colocar las vigas prefabricadas del tablero, que eran transportadas desde un estribo sobre la parte del tablero previamente construido.

Categorias asociadas

Menú general