Afecciones al tráfico por las obras de rehabilitación del viaducto de entrada a Cartagena (Murcia), en la A-30

A partir del lunes, 29 de febrero.

  • El presupuesto de esta actuación asciende a 2,6 M€
  • En una primera fase, se cortará al tráfico la calzada de entrada a Cartagena, que de lunes a viernes, se canalizará por la antigua N-332
  • Los fines de semana y en Semana Santa se mantendrá abierto, en sentido entrada Cartagena, un carril del viaducto

viernes, 26 de febrero de 2016

El Ministerio de Fomento está ejecutando, con un presupuesto de 2,6 M€, las obras de rehabilitación y mejora del viaducto de entrada, en la A-30, a la ciudad de Cartagena (Murcia), por lo que a partir del lunes, 29 de febrero, se producirán afecciones al tráfico.

Los desvíos de tráfico, entre los puntos kilométricos (p.k.) 192,370 y 193,040, de la A-30, se desarrollarán de la siguiente manera:

  • En una primera fase, con una duración estimada de 2 meses, se realizarán los trabajos de la calzada derecha de la A-30, cortándose al tráfico esta calzada de entrada a Cartagena.
  • A continuación y en una segunda fase, se llevarán a cabo las obras en la calzada de salida de Cartagena, cortándose al tráfico esta calzada mientras duren los trabajos.

En ambas fases, la circulación por la calzada afectada se desviará a través de la antigua N-332. En todo momento, los desvíos estarán debidamente señalizados con objeto de minimizar las afecciones al tráfico.

Las obras se planificarán para que, tanto en fines de semana como en Semana Santa, quede restituido al tráfico un carril de entrada o salida de Cartagena a través del viaducto.

Descripción de las obras

Las obras consisten en la rehabilitación y mejora del tablero, pilares y sistemas de contención del viaducto de entrada a Cartagena en la autovía A-30, de 670 m de longitud.

Dichas operaciones de mantenimiento permitirán reparar los daños existentes en el puente, especialmente en el entorno de la antigua fábrica de Potasas.

Los trabajos de rehabilitación de la estructura comenzaron en el mes de enero por debajo de la misma, afectando a los pilares y elementos de encofrado del tablero.

Además de la reparación de zonas dañadas, las obras contemplan la sustitución de las barreras de hormigón que actualmente confinan las calzadas del viaducto por un nuevo pretil, homologado conforme a la actual normativa del Ministerio de Fomento que requiere el refuerzo de los bordes exteriores del tablero.

Para ello, resulta necesario realizar primero una demolición de los anclajes de los pretiles actuales y un importante refuerzo del exterior del puente, construyendo un zuncho de hormigón armado sobre el que apoyarán las nuevas barreras de seguridad.

Para la ejecución de los trabajos se va a emplear una técnica de alto rendimiento, conocida como hidrodemolición, que consiste en utilizar un fino chorro de agua a muy alta presión, del orden de 2.000 bares, que es capaz de eliminar no solo el hormigón deteriorado, sino también el hormigón sano que hay que demoler para dejar espacio a las armaduras de refuerzo.

Categorias asociadas

Menú general