Radiotelescopio milimétrico de 14 m del CAY

El radiotelescopio de 14m del CAY ha desempeñado un papel determinante en el desarrollo de la Radioastronomía en nuestro país, concentrando a su alrededor a un buen número de los radioastrónomos nacionales. Construido en Estados Unidos, su montaje, instalación y puesta en marcha fueron realizados a finales de los setenta y principios de los ochenta por los investigadores del CAY. Se trata de un paraboloide de revolución de 13,7 m de diámetro y con foco Cassegrain. Los paneles de la superficie colectora están fabricados en aluminio, lo que permite disponer de una estructura rígida pero ligera. La parte móvil pesa unas 7 toneladas. El radiotelescopio está encerrado dentro de una estructura esférica (radomo) de 20 m de diámetro que la protege de los efectos del viento y de gradientes de temperatura.

Plataforma

El radiotelescopio está diseñado para realizar observaciones a una longitud de onda de 7mm en el intervalo de 42.000 a 49.000 MHz. Para cubrir esta banda se construyó en el CAY el primer receptor refrigerado a temperaturas criogénicas (258 grados C bajo cero) que se realizó en España, y que por sus características era uno de los más sensibles del mundo a estas frecuencias. Los espectrómetros (bancos de filtros, acustoópticos) también fueron diseñados y construidos en el CAY, en colaboración con universidades de Madrid. Los programas de control y análisis fueron desarrollados en el propio Centro.

La incorporación del OAN a la Red Europea de VLBI EVN supuso la necesidad de participar a otras longitudes de onda en las observaciones de VLBI. Por esta razón se estudió una solución para utilizar el radiotelescopio en bandas S/X (2 y 8 GHz). La solución implementada permite la observación de radiación a 7mm y en bandas S/X, aunque no de modo simultáneo. Se instaló una bocina y un receptor de bandas S/X que no entorpece la observación a 7mm y se diseñó y construyó un segundo subreflector que adapta el radiotelescopio a estas longitudes de onda. De este modo para observar a una u otra frecuencia es necesario instalar el subreflector correspondiente. La operación, de intercambio de los subreflectores se realiza por personal del CAY en un intervalo de tiempo máximo de 3 horas.

El radiotelescopio también cuenta con un sistema de adquisición de datos Mark5 para las observaciones de interferometría de muy larga base (VLBI), tanto de interés astronómico como de interés geodésico, completándose con los equipos necesarios para este tipo de observaciones. Para ello el radiotelescopio ha sido dotado de receptores a 2.3 y 8.3 GHz.

Cúpula

Desde su puesta en funcionamiento, a comienzo de los años ochenta, este radiotelescopio ha sido utilizado por los astrónomos del CAY así como de otras instituciones nacionales y extranjeras (americanos, rusos, canadienses, alemanes, franceses, portugueses,...).

© Ministerio de Fomento