Propuesta de Iniciativa de Programación Conjunta (Joint Programming Initiative, JPI) dirigida al Grupo de Programación Conjunta (GPC).

Presentada por:

  • Ministerio austriaco de Ciencia e Investigación
  • Ministerio austriaco de Transporte, Innovación y Tecnología
  • Ministerio holandés de Transporte, Obras Públicas y Gestión del Agua

20 de abril de 2010

“Urban Europe”: desafíos globales, soluciones locales

Contenidos

Contactos

Christian SEISER

Ministerio de Ciencia e Investigación

  • Ministry of Science and Research
  • Rosengasse 2-6
  • 1014 Vienna (Austria)
  • Phone +43 1 531206730
  • E-mail: christian.seiser@bmwf.gv.at

Ingolf SCHÄDLER

Ministerio de Transporte, Innovación y Tecnología

  • Ministry of Transport, Innovation and Technology
  • Radetzkystraße 2
  • 1030 Vienna (Austria)
  • Phone +43 1 71162653204
  • E-mail: Ingolf.schaedler@bmvit.gv.at

Ad van OMMEN

Ministerio Transporte, Obras Públicas y Gestión del Agua

  • Ministry of Transport, Public Works and Water Management
  • Plesmanweg 1-6
  • 2597 JG The Hague (The Netherlands)
  • Phone +31 70 3517678
  • E-mail: Ad.van.Ommen@minvenw.nl

“Urban Europe”: desafíos globales, soluciones locales

Resumen

“Urban Europe”, una lente para los desafíos globales

El escenario en el que se desarrolla esta Iniciativa de Programación Conjunta (Joint Programming Initiative, JPI) lo constituye la transformación en marcha que está sufriendo la sociedad, la economía y el medio ambiente. Globalmente, esta es una transformación que se dirige hacia la urbanización. Por ello, es de esperar que el futuro de Europa tome forma mayormente en torno a áreas urbanas. Es en este contexto en el que tomarán forma concreta, y habrán de ser gestionados, toda una serie de desafíos globales y sus impactos en los subsistemas sociales, económicos y ecológicos. Los principales desafíos a los que hay que hacer frente se refieren a la exclusión y la segregación social, la dispersión y la congestión urbana, la degradación ambiental y los efectos del Cambio Climático. Los países europeos, que pretenden ser lugares atractivos para vivir y trabajar dentro de una aldea global, deberían explotar las ventajas del espacio urbanizado.

“Urban Europe”, un enfoque sistémico e innovador

La Iniciativa “Urban Europe” tiene como objetivo desarrollar enfoques innovadores para afrontar de forma adecuada estos desafíos y crear espacios urbanos vitales, habitables y accesibles. “Urban Europe” quiere desarrollar una investigación avanzada para favorecer la comprensión de los sistemas urbanos complejos, diseñar políticas urbanas integrales aprovechando las ventajas de las nuevas soluciones emergentes en el área de la tecnología y la gebernanza con el fin de colaborar en el desarrollo de áreas europeas de prosperidad. A partir de las investigaciones y las iniciativas políticas ya existentes, de las que pretende funcionar como plataforma de coordinación y punto de encuentro, la Iniciativa reúne un conjunto de reflexiones y desarrolla herramientas e instrumentos prácticos y viables. “Urban Europe” trata áreas de investigación a diferentes niveles, desde la prospectiva y definición de escenarios urbanos de futuro como guía para el diseño de políticas, hasta la demostración de nuevas formas de planeamiento mediante proyectos piloto o, finalmente, el seguimiento y la evaluación mediante indicadores. De esta forma, “Urban Europe” se convertirá en el complemento de otras importantes iniciativas en marcha en el desarrollo de nuevas tecnologías en energía, transporte, construcción y comunicación, ofreciendo una contribución operativa al éxito de la estrategia Europa 2020.

La Iniciativa “Urban Europe” reunirá y dará apoyo a diversos agentes implicados en el desarrollo urbano trabajando en diferentes áreas:

  • áreas urbanas como centros de innovación y como laboratorios vivientes
  • lugares de cohesión e integración social
  • sistemas inteligentes de transporte, logística y comunicaciones urbanas e interurbanas
  • sostenibilidad y minimización de la huella ecológica de las áreas urbanas.

“Urban Europe”, valor añadido

Los esfuerzos y los resultados de la investigación van dirigidos a movilizar una amplia gama de recursos de las áreas urbanas que hasta la fecha no han sido aprovechados:

  • mejorando significativamente el atractivo de Europa como lugar para vivir y trabajar
  • reforzando la competitividad europea centrándose en las grandes ventajas que ofrecen las aglomeraciones urbanas y la calidad de las redes que unen estás áreas
  • añadiendo valor a la infraestructura europea del conocimiento a través del desarrollo de conocimiento compartido y capital humano orientado a la demanda como iniciativa urbana puntera en Europa
  • ofreciendo soporte a diversas redes europeas y actuando como punto de encuentro para profesionales del urbanismo

Tema para una Iniciativa de Programación Conjunta (JPI): “Urban Europe”

El futuro de Europa será urbano. Una abrumadora mayoría de la población reside en áreas urbanas y allí es donde se genera la mayor parte del PIB. Como espacio para vivir, producir, comunicarse, las áreas urbanas compiten cada vez más a nivel global para atraer talento e inversiones. Al mismo tiempo, la urbanización afronta los mismos grandes desafíos del conjunto de la sociedad, al tiempo que contribuye a aumentar su escala y alcance. En el futuro continuará este crecimiento urbano sin precedentes en un escenario de cambio demográfico y climático. La segregación y la exclusión social, la dispersión urbana y las cuestiones de seguridad son temas bien conocidos que ya se encuentran presentes en la actualidad. A ellos habrá que sumar la creciente contaminación y congestión de las áreas urbanas derivadas de la densidad de personas y sedes empresariales. Por otra parte, los inminentes efectos del Cambio Climático tienen el potencial de golpear las áreas urbanas vulnerables destruyendo su riqueza de forma irreparable. Todo ello sin olvidar que las áreas urbanas europeas, con su singularidad en términos de historia, diseño y poder económico que las diferencia considerablemente de las grandes ciudades asiáticas o americanas, deben dar una respuesta adecuada y urgente para evitar que decline su atractivo para empresas y personas con talento y que se produzca una degradación de su `habitabilidad’.

La estrategia de la propuesta Iniciativa “Urban Europe” consiste fundamentalmente en repensar y gestionar las dinámicas de desarrollo urbano en Europa para sostener y mejorar las áreas urbanas como espacios vitales, habitables y accesibles para las futuras generaciones. Para alcanzar estos objetivos “Urban Europe” proporciona un enfoque sistémico que aprovecha las ventajas de tecnologías emergentes, evaluando sus potenciales impactos socio-económicos y utilizándolas fundamentalmente para diseñar nuevas estrategias y políticas urbanas. “Urban Europe” reúne un conjunto de conocimientos para desarrollar estrategias, iniciativas e instrumentos orientados hacia el futuro. Para allanar el camino hacia un prometedor futuro urbano, “Urban Europe” proporciona iniciativas originales y rompedoras de investigación con vistas a:

  • consolidar las áreas urbanas europeas como centros de innovación y laboratorios vivientes, atrayendo inversiones empresariales y trabajadores con talento, ofreciendo nuevas funcionalidades, servicios, modos de gobierno y sistemas de comunicación que conecten personas y conocimiento
  • poner en funcionamiento sistemas inteligentes y ecológicos de transporte urbano e interurbano, así como infraestructuras y servicios logísticos eficientes que proporcionen las mercancías necesarias para soportar las actividades (comerciales) urbanas
  • garantizar la cohesión e integración social desarrollando nuevos conceptos en los sistemas de atención social, el entorno construido y la accesibilidad social
  • reducir la huella ecológica utilizando sistemas inteligentes de suministro energético y soluciones basadas en la gestión de la demanda, la edificación ecológica y los recursos renovables

“Urban Europe” pone en común los conocimientos y la experiencia de los profesionales del urbanismo en Europa. El enfoque interdisciplinar y la colaboración de agentes diversos son los elementos distintivos de la investigación europea y la ponen en la vanguardia mundial.

Objetivos y alcance de la Iniciativa “Urban Europe”

El contexto en el que se desenvuelve esta propuesta de Iniciativa de Programación Conjunta es la reseñable transformación de la sociedad, la economía y el medio ambiente global que estamos actualmente viviendo. Este cambio radical del espacio europeo da lugar a una serie de grandes desafíos para la política y la investigación. Las áreas urbanas se caracterizan por una fuerte acumulación de actividades económicas, una aglomeración de personas y un uso intensivo del medio ambiente y de los recursos. Las áreas urbanas son por todo ello las golpeadas en primer lugar por los desafíos globales con un alto impacto en nuestro equilibrio social, económico y ecológico. Uno de los principales desafíos al que debemos enfrentarnos reside en el cambio sin precedentes de nuestra estructura demográfica. Todos ellos tienen el potencial de generar exclusión y segregación social, cambios demográficos y dispersión urbana, a los que habría que sumar un incremento del consumo de recursos, la contaminación y la congestión en las áreas urbanas. Además, los inminentes efectos del Cambio Climático pueden golpear las áreas urbanas más vulnerables destruyendo su riqueza de forma irreparable. Para garantizar la consolidación de áreas urbanas estables en lo social, prósperas en lo económico, sostenibles ecológicamente y competitivas globalmente, no resulta recomendable afrontar por separado cada uno de estos desafíos, sino preparar una respuesta sistémica e integral. Todo ello sin olvidar que las áreas urbanas europeas, con su singularidad en términos de historia, diseño y poder económico que las diferencia considerablemente de las grandes ciudades asiáticas o americanas, deben dar una respuesta adecuada y urgente si quieren mantener su relevancia a primer nivel dentro de la aldea global en los próximos 25-30 años.

Sólo si las áreas urbanas, como líderes del desarrollo europeo, consiguen dar una respuesta adecuada a este complejo conjunto de desafío y logran explotar las ventajas del espacio urbanizado, podrá Europa en su conjunto beneficiarse. El progreso en la construcción de una red interconectada de áreas urbanas europeas es el motor del cambio. La naturaleza distintiva de “Urban Europe” es el foco explícito en la escala espacial. A través de un enfoque geográfico, los desafíos globales devienen más concretos y manejables. Es más, las complejas interrelaciones de los principales desafíos y su impacto en los subsistemas sociales, económicos y ecológicos se hacen patentes en las áreas urbanas.

Esta Iniciativa contribuye fundamentalmente al desarrollo de la estrategia Europa 2020. “Urban Europe” ayuda a repensar y gestionar de forma eficiente las dinámicas del complejo desarrollo urbano. Para ello se centra en definir y aplicar un enfoque sistémico a las iniciativas comunes en investigación, desarrollo y diseño de políticas desde la perspectiva de que las áreas urbanas europeas no deben ser consideradas como fuente de problemas, sino como laboratorios y centros de acción para llevar a cabo actuaciones inteligentes en los ámbitos socio-económico, tecnológico y ecológico. Esto significa que las áreas urbanas europeas deben desarrollar estrategias inteligentes para optimizar su potencial socio-económico y minimizar su insostenibilidad mediante la integración de diferentes escalas urbanas (regiones, ciudades, barrios, edificios).

El enfoque sistémico propuesto para “Urban Europe” requiere una serie de nuevas iniciativas de investigación que pueden contribuir en última instancia a un cambio radical del sistema urbano. Las iniciativas de investigación relacionadas con este enfoque rompedor se organizan en torno a tres módulos. El Módulo 1 se centra en la comprensión de los sistemas urbanos prósperos; sin olvidar en ningún momento que la comprensión del sistema debe constituir la base para el desarrollo de nuevas ideas sobre el futuro urbano. Esta tarea resulta fundamental para el desarrollo de implicaciones para las nuevas políticas urbanas del siglo XXI (Módulo 2). De ahí que se necesiten nuevas políticas urbanas (es decir, los nuevos modelos de gobernanza, las nuevas base de planificación espacio-temporal, los instrumentos de concienciación, el desarrollo de políticas participativas) para afrontar los desafíos y las oportunidades de las áreas urbanas en lo social, lo ambiental y lo económico. También son necesarias para lograr una incorporación rápida y eficaz de las nuevas tecnologías y modelos de gobernanza (Módulo 3) adaptadas al ámbito urbano. Por ello, “Urban Europe” no se enfoca prioritariamente en el desarrollo de tales tecnología, sino en la creación de ciudades y proyectos piloto que sirvan como auténticos laboratorios vivientes para los sistemas innovadores de transporte y movilidad, suministro energético, tecnologías de la información y la comunicación (TIC), gestión del agua y los residuos, así como nuevos sistemas constructivos y de control para la edificación. La evaluación y validación de nuevas estructuras garantiza un bucle dinámico de retroalimentación entre los tres módulos. La Figura 1 resume los objetivos y el alcance de “Urban Europe” y perfila los módulos temáticos básicos de la propuesta.

Estructura temática de la Iniciativa de Programación Conjunta “Urban Europe”

Figura 1: Estructura temática de la Iniciativa de Programación Conjunta “Urban Europe”

El espacio de actuación de “Urban Europe”: convertir los desafíos en oportunidades

En contraste con otras muchas regiones de nuestro planeta, Europa ha tenido hasta ahora bastante éxito a la hora de gestionar sus tendencias urbanizadoras, pero los grandes desafíos y las oportunidades que nos esperan en las próximas décadas son formidables. “Urban Europe” tiene como objetivo desarrollar en el futuro un sistema urbano próspero caracterizado por:

  • Centros de innovación y laboratorios vivientes

    Resulta destacable que la mayoría de las actividades económicas se concentran en las áreas urbanas; alrededor del 80% del PIB de la mayoría de los países es generado en sus ciudades. La competitividad internacional y la integración en las cadenas globales de valor determinarán el impacto económico en las áreas urbanas europeas. Las actividades urbanas van desde los servicios públicos y privados (banca, seguros, educación y sanidad) y las actividades comerciales, hasta la producción. En general, las áreas urbanas se benefician de las interacciones entre empresas, universidades e institutos públicos de investigación, así como otros organismos e instituciones públicos, ya que todos ellos dan forma al sistema urbano de innovación y subrayan su papel como centros de excelencia. El potencial de crecimiento económico en los países europeos dependerá de la habilidad que las áreas urbanas demuestren para crear y mantener un entorno (social, tecnológico y educativo) que atraiga una masa crítica de emprendedores innovadores y con talento para competir en los mercados internacionales. La base de todo ello es un sistema social y ambiental bien desarrollado.

  • Cohesión e integración social

    Hoy en día, casi el 75-80% de la población europea reside en áreas urbanizadas. Aunque se espera que el cambio demográfico natural tienda a estabilizar la población de la mayoría de los países de Europa, los inmigrantes van a cobrar una mayor importancia como factor de compensación, especialmente en las áreas urbanas. Por ello, la tendencia hacia un crecimiento urbano sin precedentes continuará a pesar de los cambios demográficos y sociales. Este desarrollo implica oportunidades al igual que desafíos para las áreas urbanas. Por una parte, los espacios urbanos pueden crecer hasta convertirse en clústers de personas con una diversidad de talentos, edades y bagajes culturales. Por otra parte, aflorarán cuestiones socio-culturales como la segregación, las desigualdades dentro de las áreas urbanas y entre éstas, así como los problemas de seguridad. La estructura y la dinámica de la futura distribución demográfica en Europa requieren una investigación de campo que permita desarrollar áreas urbanas cohesionadas e integradas socialmente para explotar las nuevas ventajas de dichas oportunidades, y para simultáneamente predecir y evitar los riesgos de la urbanización a gran escala.

  • Sistemas inteligentes de comunicaciones, logística y transporte urbano e interurbano

    Así pues, la conectividad y la comunicación desde el nivel local al internacional resultan críticas. Esto refuerza la oportunidad de las áreas urbanas para reforzar su papel clave como centros logísticos para la investigación y el desarrollo, en combinación con sus mercados potenciales para nuevas tecnologías urbanas y su aplicación masiva. También son necesarias soluciones sostenibles e inteligentes para la comunicación, la logística y el transporte global, pero también urbano e interurbano. Las ciudades del futuro considerarán como tarea propia la creación de un sistema innovador de intercambiadores de transporte (transporte público, puertos, puertos fluviales e intercambiadores modales) así como centros de comunicación para interconectar la red europea de ciudad y garantizar un flujo en plazos razonables de información, mercancías y personas, al tiempo que reducen su huella ecológica, su congestión y la accidentalidad.

  • Sostenibilidad y minimización de la huella ecológica

    Debería también señalarse que las áreas urbanas son a su vez responsable de alrededor del 70% de las emisiones globales de CO2. Se han convertido en redes que conectan lugares de alto consumo energético y crecientes emisiones (incluyendo las emisiones causadas por el tráfico y la industria, los vertidos líquidos, así como otras formas de contaminación, como la acústica o la lumínica), al tiempo que tienen escasez de recursos naturales (energía, agua, alimentos, etc.). En gran medida las actividades económicas tienen lugar en las áreas urbanas y, en consecuencia, éstas se convierten en el centro de enormes flujos de mercancías y personas con los problemas asociados de emisiones, congestión y accidentes. Las ciudades afrontan crecientes restricciones en la disponibilidad de recursos, requiriendo nuevos sistemas de generación y distribución de energías renovables y de gestión eficiente de recursos y residuos en las áreas urbanas. Finalmente, el impacto del Cambio Climático en el desarrollo urbano reclama soluciones de planificación urbana ecológicamente compatibles que integren sistemas sostenibles y ecológicos de energía, edificación, producción y transporte. “Urban Europe” fomenta la investigación para comprender mejor cómo pueden las áreas urbanas convertirse en laboratorios vivientes donde desarrollar proyectos piloto a gran escala relacionados con el diseño y la aplicación de nuevas bases teóricas para la energía y el transporte que se caractericen por altas eficiencia y seguridad, así como por una menor huella ecológica global.

Contribución de “Urban Europe” a la Agenda Estratégica de Investigación

Al margen de algunas prometedoras iniciativas del pasado reciente, la investigación urbana está claramente infrarrepresentada en el panorama investigador europeo al igual que en muchos programas nacionales de investigación. Al considerar las áreas urbanas como una fuente de soluciones europeas a los emergentes problemas globales, “Urban Europe” afronta una agenda investigadora que merece un tratamiento prioritario.

“Urban Europe” contribuirá fundamentalmente a posicionar las ciudades europeas como lugares vitales, habitables y accesibles con una alta calidad para vivir y trabajar. En primer lugar, las áreas urbanas deben convertirse en lugares vitales de creatividad, actividades innovadoras y ocio con estructuras económicamente poderosas pero flexibles. La integración social, la diversidad cultural y la variedad económica aumentan el atractivo de las ciudades europeas para las personas con talento y garantizan un entorno social y empresarial abierto y estable. En segundo lugar, las áreas urbanas debe ser habitables y sostenibles, proporcionando espacios verdes y limpios con una mínima huella ecológica (sistemas energéticamente neutros, eco-viviendas, e-movilidad), un lugar seguro para vivir (viviendas inteligentes, tráfico seguro) y espacios con un equilibrio concertado entre la vivienda y el trabajo (comunicación inteligente y bien conectada). En tercer lugar, las áreas urbanas deben convertirse en espacios física y socialmente accesibles. “Urban Europe” evalúa la contribución de las tecnologías emergentes a la accesibilidad urbana e interurbana a través de soluciones innovadoras en transporte, energía y tecnologías de la información y la comunicación. “Urban Europe” conecta el desarrollo urbano moderno con el desarrollo de redes modernas de infraestructuras y transporte, responsables de los flujos de mercancías y personas. La accesibilidad social de las áreas urbanas requiere nuevos modelos de gobernanza, con una base teórica y práctica, que garanticen la integración social y cultural.

“Urban Europe” asegura, refuerza y aprovecha las ventajas del tipo característicamente europeo de urbanización, con una dispersión contenida, y de gestión de los usos del suelo (incluyendo las infraestructuras) y reconoce la singular historia europea que se manifiesta en sus ciudades únicas con un rico patrimonio histórico. No es casualidad, por tanto, que el desarrollo urbano en Europa sea bastante distinto de los procesos urbanizadores que, por ejemplo, se dan en América o Asia.

“Urban Europe” no parte de cero, sino que hunde firmemente sus raíces en varias iniciativas recientes de relevancia y espera implicar a un amplio abanico de socios y grupos de investigación con un bagaje disciplinar diverso. Mediante investigaciones de base socio-económica, orientadas al diseño de políticas y centradas en la innovación, así como la puesta en común de todo el conocimiento disponible en Europa en este ámbito, “Urban Europe” proporciona un enfoque ambicioso para interconectar los esfuerzos europeos a un nivel transnacional. Aunque actualmente están en marcha numerosos esfuerzos (tanto en el campo de la investigación como en otros ámbitos) relacionados con los desafíos mencionados, hasta el momento no se ha puesto en marcha un enfoque concertado y coherente para afrontar el desarrollo urbano futuro como un sistema complejo en red con altos niveles de interdependencia en los subsistemas sociales, tecnológicos y ecológicos relacionados. Este enfoque requiere sustanciales esfuerzos en investigación para desarrollar puntos de vista compartidos en relación con el futuro de las áreas urbanas, sus condiciones y funcionalidad, así como con nuevos instrumentos y métodos para evaluar el diseño, la gobernanza y la gestión de las áreas urbanas. Además de lo anterior, existen una serie de iniciativas que estudian las distintas dimensiones tecnológicas de los desafíos que afrontan las áreas urbanas. Para estas iniciativas, y otras existentes en el ámbito de la investigación socio-económica (como es el caso de URBAN-NET), la Iniciativa de Programación Conjunta “Urban Europe” aspira a convertirse en una plataforma que puede actuar como un punto de encuentro para la coordinación de agendas estratégicas de investigación, una palanca para aumentar la concienciación en las altas esferas políticas y una forma de aumentar la efectividad de las políticas europeas.

  • La actual ERA-net URBAN-NET ha identificado las áreas de interés para la investigación urbana, ha realizado un censo y ha puesto en contacto los diversos programas de investigación existentes y, enfocándose en la sostenibilidad urbana, ha realizado las primeras convocatorias conjuntas a nivel europeo.
  • La Alianza Europea de Investigación sobre Energía (EERA), establecida con el objetivo de desarrollar el Plan Estratégico en Tecnologías Energéticas (Strategic Energy Technology Plan, SET Plan), se encarga de coordinar las agendas de investigación de los principales programas europeos.
  • La Red Transeuropea de Transporte (Trans European Transport Networks, TEN-T), programa de la Unión Europea para el desarrollo de infraestructuras que soporten el mercado interior europeo, incluyendo el papel de los puertos como nodos esenciales para establecer esta infraestructura.
  • La ERA-net TRANSPORT, que trabaja por la introducción a gran escala de la movilidad eléctrica en las áreas urbanas y otros enfoques innovadores para volver más ecológico el transporte en los corredores que unen las mayores aglomeraciones urbanas.
  • El Programa de Logística de Mercancías (Freight Logistics Package 2007), cuyo objetivo es garantizar un transporte más eficiente y más sostenible en Europa (incluyendo el programa de autopistas del mar).
  • POLIS, una red de ciudades que pone en común sus necesidades y demandas, así como los resultados de sus investigaciones.
  • La Plataforma Europea de Tecnologías de la Construcción (European Construction Technology Platform, ECTP).
  • Otras iniciativas de este ramo incluyen: PLUREL (proyecto financiado por el Sexto Programa Marco, que estudia los usos del suelo en zonas periurbanas), Eurocities, ICLEI (asociación internacional de gobiernos locales por la sostenibilidad), CIVITAS (Ciudades-Vitalidad-Sostenibilidad, proyecto financiado por el Quinto, Sexto y Séptimo Programa Marco), SOCIAL POLIS (plataforma social sobre ciudades y cohesión social, financiado por el Séptimo Programa Marco), EURA (Asociación Europea de Investigación Urbana).
  • Además, también se tendrán en cuenta las iniciativas existentes a nivel nacional, como el Programa de investigación e innovación sobre los transportes terrestres (Programme de recherche et d’innovation dans les transports terrestres .PREDIT) o la Alianza Francesa por el Medio Ambiente.

Miembros del Grupo de Programación Conjunta (GPC) proponentes

Países proponentes: Austria, Países Bajos, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, España, Suecia, Suiza, Turquía.

Países interesados: Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Malta, Noruega, Rumanía, Eslovaquia, Reino Unido, Alemania, Israles, Hungría, República Checa.

Objetivos de investigación y enfoques subyacentes en la propuesta

El objetivo general es la prosperidad de las áreas urbanas europeas y el modo de lograrlo consiste en repensar el diseño urbano y los procesos de desarrollo, proporcionando la base de conocimiento necesaria para garantizar un desarrollo urbano dinámico y sostenible en Europa. Una área urbana próspera en este contexto no se basa únicamente en el éxito económico sino en un equilibrio de factores tales como la cohesión y la integración social, la capacidad de innovación, la sostenibilidad y la viabilidad, que permiten alcanzar el más alto nivel de calidad en la vida y en el trabajo que puedan ofrecer las áreas urbanas. Para alcanzar estos objetivos con éxito es preciso profundizar en la comprensión de las áreas urbanas y de los numerosos desafíos a los que nos enfrentamos, así como de sus interacciones. Debemos proporcionar nuevas soluciones para superar los diversos requisitos y aspectos de una forma consistente y sistemática. Como se indicó en la Figura 1, los principales objetivos de “Urban Europe” son por ello, desarrollar, evaluar y probar nuevas bases teóricas y soluciones urbanas para hacer frente a las oportunidades y desafíos que se les presentan a las regiones urbanas europeas. Estas respuestas probablemente se encuentren en la esfera de las políticas urbanas (planificación y gestión del desarrollo urbano en su sentido más amplio) y en la utilización del potencial de las tecnologías emergentes y los nuevos modelos de gobernanza. Los objetivos clave de “Urban Europe” son los siguientes:

  • Comprender las dinámicas inherentes a los sistemas urbanos y las implicaciones de los nuevos desafíos globales para éstos y sus procesos de desarrollo. A partir de este análisis (Módulo 1) deberán derivarse elementos de conocimiento para afrontar con éxito las diversas demandas y necesidades de las áreas urbanas europeas.
  • Desarrollar métodos e instrumentos para la ejecución de nuevas políticas urbanas en el desarrollo urbano a medio y largo plazo (Módulo 2).
  • Evaluar las contribuciones e impactos de las tecnologías emergentes y nuevos modelos de gobernanza para el desarrollo de áreas urbanas mediante proyectos piloto a gran escala y enfoques socio-económicos integrados, incluyendo el análisis de la necesidad de adaptar esas nuevas tecnologías para optimizar su capacidad de resolver los problemas planteados (Módulo 3).

Para alcanzar estos objetivos clave debe ponerse en marcha una serie de esfuerzos investigadores en un amplio espectro organizados en un esquema de tres niveles con una estructura modular para ofrecer un soporte óptimo al desarrollo de nuevas tecnologías y agendas políticas (véase Figura 2).

Estructura modular de la Iniciativa “Urban Europe”

Figura 2: estructura modular de la Iniciativa “Urban Europe”

Módulo 1: comprensión de los sistemas urbanos

Para hacer frente a los numerosos desafíos y oportunidades es preciso alcanzar una comprensión profunda de los procesos fundamentales que están dando forma a los procesos dinámicos de los sistemas urbanos. Por ello dentro del alcance de las actividades de esta iniciativa los estudios teóricos, aplicados y empíricos constituyen un prerrequisito.

Desarrollar estudios de prospectiva y escenarios de futuro para el desarrollo urbano que permitan a las áreas urbanas europeas superar los complejos desafíos y tomar la máxima ventaja de las actuales oportunidades. Para ello debe aplicarse un enfoque sistémico que tome en consideración los diferentes, en ocasiones contradictorios, requisitos que plantean los desafíos presentes y que integre los distintos subsistemas urbanos a diferentes escalas espaciales (es decir, intra-urbana, regional, europea). Este trabajo requerirá una recogida y un análisis de datos y estudios de prospectiva para evaluar las distintas tendencias y sus implicaciones para el futuro urbano. El objetivo es generar todos los esfuerzos investigadores necesarios para desarrollar unas bases teóricas que integren el amplio espectro de agentes intervinientes en las áreas urbanas, así como una base profunda para deducir las condiciones de frontera para el futuro diseño urbano y el desarrollo de subsistemas urbanos específicos.

Realizar análisis socio-económicos para evaluar el impacto de estas nuevas condiciones y escenarios para el sistema social y económico.

Módulo 2: implicaciones por las políticas urbanas del siglo XXI

Sobre la base de una nueva comprensión del papel de los sistemas urbanos, deben derivarse las respectivas implicaciones para las políticas urbanas modernas:

  • Comprender las interdependencias en la toma de decisiones global y el desarrollo urbano: los procesos de decisión de los agentes (económicos) globales ejercerán una importante influencia en el desarrollo de las áreas urbanas, en el papel de las áreas urbanas individuales dentro del panorama económico global, así como en los respectivos flujos internacionales de transporte entre las áreas urbanas y otras regiones. También deben investigarse los modelos de gobernanza y desarrollo de las áreas urbanas en un mundo globalizado donde las decisiones sobre, por ejemplo, la localización de la producción o las cadenas de suministros se realizan de acuerdo a las oportunidades globales.
  • Redefinir los procesos de desarrollo urbano sustituyendo los enfoques estrictamente espaciales por un enfoque auténticamente espacio-temporal para la planificación urbana, así como integrando bucles de retroalimentación que tengan en cuentan las opciones tecnológicas en el contexto de una inteligencia urbana ambiental.
  • Comprender el nuevo papel de las ciudades como “centros de excelencia” (científica, tecnológica, comercial) y el impacto sobre la conectividad y la interrelación entre estas áreas urbanas especializadas. Las ciudades están convirtiéndose en áreas altamente especializadas con respecto a la industria local y a la ciencia y la tecnología. Esto implica la demanda de una alta conectividad de estas áreas especializadas en términos de comunicación, personas y productos, así como el desarrollo de ciudades como centros de servicios. Sobre la base de este nuevo papel, pueden surgir en ciudades concretas nuevas bases para el crecimiento económico y la innovación que sirvan como modelos generales.
  • Diseñar itinerarios para la dirección política del desarrollo urbano y desarrollar análisis costo-beneficio resulta fundamental para la elaboración de programas políticos integrales.

Módulo 3: utilización de nuevas tecnologías y modelos de gobernanza

Deben evaluarse nuevas tecnologías y aplicaciones, así como nuevos modelos de gobernanza adecuadas para los problemas urbanos contemporáneos, al tiempo que deben analizarse sus procesos de difusión con el fin de superar posibles cuellos de botella y barreras a la difusión. De igual modo, debe establecerse los respectivos sistemas de gobernanza y regímenes regulatorios para la aplicación de dichas tecnologías.

  • Poner en marcha proyectos piloto de nuevos sistemas de transporte a nivel local, regional e internacional que sean seguros, sostenibles y accesibles a toda la población y que proporcionen una alta calidad de servicio tanto para pasajeros como para mercancías. Las áreas urbanas son centros de transporte donde se confluyen flujos locales, regionales e internacionales. Por ello se requieren sistemas de alta eficiencia que conecten estos flujos diversos de forma que se reduzca considerablemente el impacto ambiental (congestión, emisiones), se proporcione acceso a toda la población (independientemente de la edad, los ingresos, etc.), se garantice la seguridad de las personas y se creen cadenas de suministros fiables.
  • Modelos competenciales para el transporte co-modal avanzado que ofrecerán soluciones que permitan a los distintos agentes implicados en el sistema de movilidad (industria del transporte, municipios, servicios de transporte público, grupos sociales, etc.) cubrir sus asignaciones y necesidades de una forma respetuosa con el medio ambiente, saludable y eficiente en términos de coste.
  • Proyectos pilotos de movilidad eléctrica que deben integrarse en la planificación y la gestión urbana, lo cual requiere una profunda comprensión de los impactos de la movilidad eléctrica en los hábitos demovilidad de los usuarios, así como de las interdependencias de los diversos modos de transporte.
  • Integrar la planificación territorial, energética y de transporte para desarrollar sistemas energéticos para las áreas urbanas que sean fiables y cumplan los estándares ecológicos. Esto requiere la comprensión del metabolismo urbano, a través de modelizaciones , y de sus implicaciones para la gestión energética de las áreas urbanas como un todo. La utilización de redes inteligentes, el desarrollo de nuevos sistemas constructivos basados en las fuentes renovables de energía y la aplicación de estrategias inteligentes de control, así como la puesta en funcionamiento de estrategias inteligentes de gestión y control de la energía en las áreas urbanas en su conjunto, son de la máxima importancia para reducir la huella ecológica, mejorar la calidad de vida y proporcionar la base para el desarrollo económico. Se necesita una evaluación tecnológica ex-post para analizar el impacto y garantizar la aceptación de las nuevas tecnologías.
  • Introducir nuevos conceptos europeos relacionados con importantes campos tecnológicos como la energía, la movilidad, las TIC, etc. a través de la estandarización y normalización para garantizar la interoperabilidad de las soluciones tecnológicas entre ciudades y países. Es preciso identificar las necesidades de estandarización y cómo fijar un marco normativo (pan-europeo) adecuado para apoyar su desarrollo.
  • Poner en marcha sistemas de monitorización, benchmarking y observatorios para el seguimiento de los nuevos programas y políticas urbanas resulta necesario para tratar las cuestiones socio-económicas (por ejemplo, educación, integración social, internacionalización de las empresas, temas de empleo). Estos sistemas garantizan la mejor circulación de la información y el conocimiento.
  • Realizar una evaluación y validación ex-post resulta imprescindible para garantizar una alta eficacia y obtener datos que ayuden a la compresión de los sistemas urbanos.

Áreas de investigación cubiertas por la propuesta

El paraguas temático definido por “Urban Europe” y los objetivos de investigación relacionados abren un amplio abanico de posibles cuestiones a investigar, desde las ciencias sociales a las ciencias naturales y la ingeniería. De acuerdo a los módulos y objetivos definidos, se tratarán los siguientes temas de investigación:

Módulo 1: comprensión de los sistemas urbanos

  • El desarrollo urbano, cuando se enfrenta a incertidumbres, necesita integrarse en un marco de planificación estratégica para gestionar las contingencias que puedan surgir. Para llevar a cabo esta tarea, algunos instrumentos útiles son el desarrollo de estudios de prospectiva, análisis de simulación dinámica, itinerarios, etc. para especificar y evaluar proyectos de futuras áreas urbanas que sean capaces de cumplir los requisitos definidos de vitalidad, habitabilidad y accesibilidad. La geometría variable de los marcos territoriales europeos y sus modelos de gobernanza (es decir, ciudades que constituyen regiones autónomas, ciudades que son parte de regiones, ciudades que atraviesan fronteras nacionales, ciudades como parte de redes metropolitanas de cooperación, etc.) debe también tenerse en cuenta, al igual que los diferentes tamaños de las áreas urbanas implicadas. En función de las condiciones marcadas por la historia particular y por el específico marco local, habrá que poner el énfasis y centrar los esfuerzos en desafíos diferentes (esto es, cambios estructurales y ciudades menguantes, crecimiento y nuevas funciones, identidad y recuperación de las viejas raíces y potencialidades, etc.). La prospectiva es un proceso participativo por su propia naturaleza y los agentes relevantes deben implicarse en los procesos de definición de escenarios de futuro. Debe ponerse especial énfasis, por un lado, en ajustar adecuadamente los procesos de planificación urbana, en ejecución o en proyecto, a los resultados de la prospectiva, y por otro, en el funcionamiento de la cooperación entre los profesionales locales y el mundo académico, para asegurar el establecimiento de estructuras y procesos adecuados de comunicación. Los escenarios de futuro de las áreas urbanas, con sus funcionalidades, reglas y condiciones proporcionan una base sólida para las posteriores actividades de investigación.
  • Integrar las bases de datos existentes sobre temas urbanos y de transporte (por ejemplo: Eurostat, Urban Audit), que constituyen una valiosa fuente de información, pero que se encuentra fragmentada e incompleta. El diseño de un sistema de información enfocado a temas urbanos –y que sea consistente entre los distintos países europeos– resulta por ello de gran importancia y forma un importante desafío para “Urban Europe”.
  • Desarrollar modelos integrados de simulación y optimización

Módulo 2: implicaciones por las políticas urbanas del siglo XXI

  • Desarrollar instrumentos para nuevos modelos de planificación, gestión y gobernanza para las ciudades del futuro:
    • basadas en un análisis multidisciplinar de los desarrollos sociales y económicos para reducir e evitar las tensiones sociales en las áreas urbanas; y
    • basadas en la concepción de las “ciudades como centros de servicios” para gestionar las ciudades de forma eficiente, proporcionando infraestructuras eficientes y resilientes (como las de energía, información y comunicaciones, agua, tratamiento y gestión de residuos, etc.)
  • Desarrollar instrumentos para la planificación integrada desde la producción hasta el consumo y los flujos de transporte, residuos, energía y comunicaciones relacionados (reducción de emisiones, reducción de la congestión, seguridad, utilización eficiente de recursos, etc.) con especial énfasis en:
    • Seguridad en el transporte: utilización de todas las tecnologías de la información disponibles (sensores web, web 2.0) con el objetivo de reducir a cero los accidentes y los heridos.
    • Gestión de la movilidad, servicios logísticos, gestión de redes y tráfico: oferta eficiente y sostenible de la capacidad necesaria de transporte para las personas y las mercancías.
    • Redes de energía y sistemas de transporte: Redes Inteligentes, movilidad eléctrica (es decir, vehículos eléctricos, híbridos, enchufables y vehículos con célula de combustible).
    • Energía y comunicaciones: tecnologías de la información y conectividad de las ciudades.
    • Modelización del metabolismo urbano e integración de los procesos de planificación espacio-temporal para los usos del suelo, el transporte y las tecnologías energéticas y de comunicaciones para investigar y mejorar los beneficios de las interdependencias e implicaciones mutuas para una gestión urbana eficaz.
  • Garantizar un desarrollo socio-económico integrado de las áreas urbanas y una integración de los inmigrantes.

Módulo 3: utilización de nuevas tecnologías y modelos de gobernanza

  • Preparar proyectos piloto a gran escala y estudios de caso para mostrar el potencial de la integración entre las redes de transporte, energía y comunicaciones.
  • Investigar cómo las tecnologías (Internet de nueva generación, e-movilidad, nuevos conceptos energéticos, tecnologías del transporte, etc.) deben introducirse y aplicarse para explotar las externalidades positivas de las redes, para obtener la máxima aceptación por parte de los clientes (investigación socio-económica, innovaciones sociales) y para superar cualquier tipo de dificultad en su difusión y adopción.
  • Evaluar los procesos de desarrollo urbano y sus factores clave para identificar las buenas prácticas, así como aprender de los errores, con el fin de mejorar el proceso de difusión de las políticas.
  • Investigar el potencial de normalización de las tecnologías de infraestructura urbana para asegurar la inter-operabilidad y fomentar las instalaciones pan-europeas.
  • Desarrollar y aplicar instrumentos que ayuden a los planificadores urbanos en el proceso de definir las políticas de desarrollo urbano (por ejemplo, bases de datos, observatorio urbano europeo, etc.)
  • Análisis y promoción de ciudades y distritos modelo como ejemplos de buenas prácticas en relación con diversos subsistemas (por ejemplo, gestión de residuos, energía, transporte) y/o en relación con políticas integrales de sostenibilidades, por ejemplo: Estocolmo, Tübingen, Friburgo, Barcelona (eco-ciudades), Amsterdam (transporte intermodal), Viena (gestión de residuos, eco-renovación), Londres (peaje contra la congestión), Mannheim (redes inteligentes), París (móviles inteligentes de alquiler), Lübeck (tratamiento de aguas residuales).

Valor añadido, beneficios e impacto de la propuesta

“Urban Europe” crea un modelo europeo que pone en contacto a expertos y a iniciativas de desarrollo para lograr que las áreas urbanas europeas se conviertan en lugares de alta calidad atractivos para vivir y trabajar, consiguiendo que Europa se convierta en una referencia global en temas de desarrollo urbano. “Urban Europe” proporciona valor añadido fundamentalmente en tres puntos cruciales.

Valor añadido a la calidad de vida

Mediante la puesta a disposición de los responsables políticos de herramientas e instrumentos aplicables y viables para hacer de las áreas urbanas lugares vitales, habitables y accesibles.

“Urban Europe” parte de la comprensión de un sistema urbano próspero y las ideas subyacentes que pueden aplicar las áreas urbanas europeas para definir la trayectoria de desarrollo con mayor potencial. Esta fase proporciona estudios con una perspectiva amplia de las necesidades y potenciales de las áreas urbanas, constituyendo la base para un análisis previo de los datos, estudios de prospectiva e itinerarios que expliquen las implicaciones políticas desde una perspectiva tanto socio-económica como tecnológica. “Urban Europe” apoya la aplicación de nuevas tecnologías con el desarrollo de proyectos piloto y zonas de experimentación en áreas urbanas. También proporciona observatorios, centros de monitorización y trabajos de campo en el ámbito socio-económico para el desarrollo de nuevos modelos de gobernanza. Tras el establecimiento de nuevos instrumentos e iniciativas, “Urban Europe” evalúa y valida sus resultados. Todo ello, en definitiva, garantiza que las áreas urbanas se conviertan en lugares vitales, habitables y accesibles. “Urban Europe” refuerza el papel de la actual investigación urbana, infravalorada, y proporciona instrumentos para mejorar la eficiencia del actual sistema de investigación a través de la coordinación, la organización y la participación. De forma simultánea, “Urban Europe” contribuye de forma importante al desarrollo de la estrategia Europa 2020, fortaleciendo el desarrollo de los sistemas urbanos de innovación, favoreciendo el establecimiento de un medio ambiente más respetuoso con los recursos y unas áreas urbanas socialmente estables.

Valor añadido a la competitividad europea

Explotar la singularidad y fortaleza de los centros urbanos europeos contra la globalización y la competencia intensificada

“Urban Europe” enfatiza la singularidad específica de las estructuras europeas en las áreas urbanas (diseño e historia urbana) y entre áreas urbanas. A pesar de la gran diversidad, las ciudades en enfrentan de cara al futuro a problemas comunes. “Urban Europe” se centra en el estudio de la red europea de centros urbanos en lugar de prestar su atención a una serie de ciudades seleccionadas. Los puntos fuertes de “Urban Europe” radican en el desarrollo de instrumentos aplicables y viables de uso general, pero gran adaptabilidad. La especialización y división de tareas proporciona la libertad de dirigir proyectos piloto a gran escala para probar soluciones específicas con una alta transferibilidad. La clave del valor añadido para Europa reside en cómo garantizar un papel de liderazgo a los singulares centros urbanos europeos para reforzar la competitividad a escala global, lo que requiere protección al igual que promoción.

Valor añadido a la creación de conocimiento y experiencia política en Europa

Compartir el conocimiento y crear un repositorio de recursos para los investigadores y responsables políticos de Europa

  • “Urban Europe” se construye sobre actividades y conocimiento de programas e iniciativas de investigación ya existentes para obtener el máximo beneficio. En lugar de centrarse en temas específicos y en subsistemas del desarrollo urbano, “Urban Europe” adopta una perspectiva sistémica e integrada. Desde este planteamiento, investigando las dimensiones socio-económicas y de gobernanza del desarrollo urbano y el diseño de instrumentos y enfoques metodológicos para estos campos (prospectiva,planificación, simulación, evaluación, etc.) servirá de complemento a las iniciativas actualmente en marcha, más centradas en la investigación de tecnologías concretas (Plan SET, diversas ERA-nets).
  • Un enfoque multi-agente que integra responsables políticos locales y nacionales, departamentos gubernamentales e instituciones de investigación garantiza una cobertura multidimensional y compleja del desarrollo urbano. “Urban Europe” fomenta el establecimiento de un punto de encuentro para los profesionales del urbanismo y para establecer estructuras de investigación bien coordinadas y organizadas. La Iniciativa de Programación Conjunta fomenta la cooperación en lugar de la competición.
  • Compartir y poner en común las competencias y la experiencia interdisciplinar e internacional permitirá un desarrollo eficiente y óptimo de productos y procesos, de forma que puedan abarcarse los problemas y desarrollarse las soluciones que ningún estado miembro puede resolver por sí mismo.
  • “Urban Europe” establece las bases para futuros proyectos conjuntos de investigación estrechando los vínculos entre la ciencia, la industria y la política.
  • Todo lo anterior requiere el establecimiento de una comunidad europea de conocimiento en el ámbito del desarrollo urbano para identificar los mejores y peores ejemplos prácticos e incorporar este conocimiento al bagaje compartido europeo.

Estructura provisional de gobierno de la iniciativa “Urban Europe”

La estructura provisional de gobierno de la Iniciativa de Programación Conjunta “Urban Europe” tiene por objetivo de desarrollar los complejos objetivos de una forma transparente, flexible y eficiente. En la primera de fase de desarrollo, la estructura propuesta tendrá como objetivo diseñar una visión estratégica y una agenda de investigación, así como establecer las condiciones básicas para el lanzamiento del programa en la segunda fase. Esta estructura de gobierno irá evolucionando de acuerdo con las sucesivas fases y necesidades del proceso de implantación.

En la primera fase de ejecución se establecerán dos órganos principales: el Consejo de Gobierno (Governing Board, GB) y el Consejo Ejecutivo (Management Board, MB). Más adelante se establecerán un Comité Científico (Scientific Advisory Board, SAB) así como un Comité de grupos de interés (Stakeholder Consultative Board, SCB) para proporcionar asesoramiento científico de primer nivel, en el primer caso, y para garantizar la integración con un amplio espectro de agentes, en el segundo (véase Figura 3).

Estructura provisional de gobierno de la Iniciativa “Urban Europe”

Figura 3: Estructura provisional de gobierno de la Iniciativa “Urban Europe”

Consejo de Gobierno

El Consejo de Gobierno es responsable de la orientación política, estratégica y financiera global y constituye el órgano que toma las decisiones. Todos los países participantes e interesados están representados en este órgano, aunque el voto está reservado para los países que soportan financieramente la Iniciativa. El Consejo de Gobierno desarrolla la estrategia de la Iniciativa “Urban Europe”, compromete fondos, decide sobre los nuevos miembros, y se comunica con el Grupo de Programación Conjunta (GPC) y con la Comisión Europea. Además se encarga de dirigir los trabajos del Consejo Ejecutivo encaminados a elaborar la Agenda Estratégica de Investigación así como a proponer las condiciones marco para el desarrollo de la Iniciativa. El Consejo de Gobierno elige a los miembros del Consejo Ejecutivo, del Comité Científico y del Comité de grupos de interés.

Consejo Ejecutivo

En la estructura provisional, el Consejo Ejecutivo está bajo el mandato del Consejo de Gobierno y su tarea consiste en diseñar la Agenda Estratégica de Investigación (Strategic Research Agenda, SRA) y las condiciones marco de la Iniciativa. Los miembros del Consejo Ejecutivo son elegidos por el Consejo de Gobierno. Para la elaboración de la Agenda Estratégica el Consejo Ejecutivo debe poner en marcha y coordinar un proceso adecuado que integre a un amplio espectro de científicos expertos en los campos de investigación relacionados con la Iniciativa “Urban Europe”. Por otra parte, el Consejo Ejecutivo propondrá las condiciones marco para el desarrollo de la iniciativa, incluyendo:

  • Una estructura de financiación
  • Procedimientos de concurso
  • Procesos de seguimiento y evaluación de los resultados de la investigación
  • Métodos de trabajo y comunicación
  • Ciclos de programación

Para este propósito pueden establecerse grupos de trabajo para desarrollar de forma eficiente y adecuada cada una de las cuestiones. Todos los resultados, tanto la Agenda Estratégica de Investigación como las Condiciones Marco, se elevarán al Consejo de Gobierno para su aprobación. Además el Consejo Ejecutivo propondrá al Consejo de Gobierno expertos para su incorporación al Comité Científico así como organizaciones y redes para el Comité de grupos de interés.

Comité científico

El Comité Científico consiste en un grupo de científicos, expertos de primer nivel en los diversos campos que cubre “Urban Europe”, cuyos miembros son aprobados por el Consejo de Gobierno. Su labor consiste en proporcionar asesoramiento científico a las consultas del Consejo Ejecutivo o del Consejo de Gobierno. En el contexto de la elaboración de la Agenda Estratégica de Investigación, el Comité Científico juega un papel determinante en la definición del estado del arte en cada una de las áreas y de las demandas de investigación para “Urban Europe”, así como en el desarrollo de los temas de investigación dentro del marco definido por la propuesta de Iniciativa de Programación Conjunta.

Comité de grupos de interés

Este órgano consiste en una representación de un amplio abanico de agentes, como municipios, iniciativas y redes urbanas, invitadas por el Consejo de Gobierno. Al igual que el Comité Científico, el Comité de grupos de interés puede recibir consultas del Consejo Ejecutivo y del Consejo de Gobierno. En la primera fase, este comité proporcionará información sobre los programas y las agendas investigadoras ya existentes y relacionadas con los temas de “Urban Europe”. Por una parte, las ciudades demandan investigación, pero por otra, también sirven como áreas de experimentación. La iniciativas y redes urbanas (por ejemplo, las ERA-nets) ofrecen asesoramiento específico.

Secretariado

Posteriormente se establecerá un Secretariado responsable de la gestión cotidiana y de ofrecer soporte para las tareas administrativas.

Esta sugerencia de estructura de gobierno debería otorgar a “Urban Europe” la oportunidad de gestionar la iniciativa de forma eficiente, adaptarse a las necesidades específicas de investigación, establecer una gestión financiera sólida, así como prever claramente las responsabilidades y derechos de cada uno de los socios participantes.

Más información

Menú general