De la Declaración de Toledo (2010) a la Declaración de Riga (2015): Hacia una futura “Agenda Urbana Europea”

La tercera parte de la Declaración de Toledo destaca la necesidad de consolidar en el futuro una Agenda Urbana Europea. Considerando que el nuevo marco derivado de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa acentúa la necesidad de coordinación entre el Trío de sucesivas presidencias, parece adecuado comenzar a establecer líneas estratégicas de continuidad y de coordinación entre las sucesivas presidencias, caminando hacia la elaboración futura de un programa de trabajo conjunto o “Agenda Urbana Europea” que habrá de irse madurando progresivamente hasta tomar su forma definitiva.

Además del apoyo intergubernamental, en la Declaración también se reconocen los continuos esfuerzos y contribuciones a la agenda urbana realizados por la Comisión Europea, particularmente a través de la dimensión urbana de la Política de Cohesión; y se subraya la necesidad de reforzar la cooperación y coordinación en temas urbanos con el resto de instituciones europeas.

A modo de primera aproximación a este programa de trabajo conjunto, los Ministros se comprometieron en Toledo a fomentar e impulsar las siguientes acciones conjuntas:

  • Fortalecer la dimensión urbana en la Política de Cohesión. El trabajo realizado con la DG REGIO desde entonces permitió reforzar y dar mayor relevancia a los temas urbanos en el período de Programación 2014-2020, con el objetivo estratégico de contribuir a un crecimiento urbano inteligente, sostenible e integrador.
  • Apoyar una mayor coherencia entre los temas territoriales y urbanos y sus respectivas Agendas, y fomentar la dimensión urbana en el contexto de la cohesión territorial, contribuyendo a la definición de una nueva Agenda Territorial de la Unión Europea 2020 , que fue aprobada finalmente durante la Presidencia Húngara de 2011.
  • Continuar promoviendo la investigación, los estudios comparativos y las estadísticas, el intercambio de Buenas Prácticas y la difusión del conocimiento sobre temas urbanos, y fortalecer la coordinación entre todos ellos, para lo cual se creó un grupo de trabajo específico “Urban Research & Knowledge” (UR&K) dependiente del UDG, que guio el proceso de transición entre diferentes iniciativas: entre ellas la transición entre el Séptimo Programa Marco (FP7) vigente hasta 2013 y el nuevo Horizon 2020 (para lo cual se realizó una posición conjunta de los Directores Generales de desarrollo urbano de la UE), o entre URBAN-NET y la Iniciativa de Programación Conjunta (JPI: Joint Programming Initative) “Urban Europe”. Por su parte entre las redes de difusión del conocimiento se encuentran EUKN, ESPON y URBACT.
  • Promover el desarrollo urbano sostenible y los enfoques integrados mediante el refuerzo y el desarrollo de instrumentos para poner en práctica la Carta de Leipzig a todos los niveles, aspecto que fue destacando durante la Presidencia Belga en el segundo semestre de 2011, con la celebración de una Conferencia sobre nuevas formas de gobernanza urbana multinivel y diversas publicaciones relacionadas.
  • Considerar los retos más importantes que las ciudades europeas habrán de afrontar en el futuro, tales como el impacto en las ciudades del cambio climático y los retos demográficos. Estos dos temas concentraron los esfuerzos de la Presidencia Húngara durante el primer semestre de 2011, cuyos resultados más destacados incluyen el Comunicado de Budapest (2011), el Manual “Climate Friendly Cities” (2011) sobre los retos y posibilidades de las ciudades europeas en relación con el cambio climático, y el “Informe de Síntesis sobre el impacto de los retos demográficos en el desarrollo urbano y territorial” (2011).

El seguimiento más detallado de todas estas acciones de cooperación intergubernamental y sus resultados puede verse en los Informes presentados en las reuniones de Directores Generales de desarrollo urbano celebradas en Gante el 14 de diciembre de 2010 (Primer Informe de Seguimiento de la Declaración de Toledo/1st Progress Report on the Follow up of the Toledo Declaration) y en Budapest el 2 de mayo de 2011 (Segundo Informe de Seguimiento de la Declaración de Toledo/2nd Progress Report on the Follow up of the Toledo Declaration).

Todo este trabajo reforzó la necesidad de desarrollar una Agenda Urbana de la UE, que fue sancionada en el General Affairs (Cohesion) Council celebrado en Bruselas el 19 de noviembre de 2014, en cuyas conclusiones se señala lo siguiente: “32. ENCOURAGES the Commission and the Member States to further analyse and develop the territorial dimension of cohesion policy, in line with Member States development needs and institutional arrangements, taking note of the Territorial Agenda 2020, and to continue the work towards an EU Urban agenda ensuring that it is made in full respect of the subsidiarity principle and competences under the EU Treaties, taking into account the intergovernmental cooperation on the issue”.

En paralelo a este proceso de cooperación intergubernamental, entre 2010 y 2015 las diferentes instituciones europeas fueron también apoyando la construcción de una Agenda Urbana de la UE, a través de sucesivos documentos, entre los que destacan:

Finalmente, hay que destacar también las posiciones de apoyo a la Agenda Urbana de la UE que han hecho públicas las principales asociaciones y redes de ciudades europeas:

Menú general