Esta incidencia se produce porque en el Ministerio de Fomento consta una resolución de tu Comunidad Autónoma concediéndote el derecho a las ayudas. Sin embargo, para poder comenzar a cobrarlas necesitas acreditar que estas al corriente en el pago de tu alquiler.

Recuerda que existen dos vías para el pago del alquiler: puedes firmar una orden periódica de transferencia desde tu cuenta a la de tu arrendador para que mensualmente se emita una transferencia desde tu cuenta a la de tu arrendador, o bien tu arrendador puede cargar cada mes en tu cuenta un recibo domiciliado. La forma de pago de tu alquiler debe quedar reflejada en tu resolución. Si en tu resolución no aparece la forma de pago de alquiler correcta, no será posible comprobar que estás al día en el pago del alquiler. Para corregirlo, debes acudir a tu Comunidad Autónoma.

También debes acudir a tu Comunidad Autónoma si han variado los datos bancarios que entregaste en la solicitud de las ayudas: números de cuentas corrientes (los tuyos y el de tu arrendador) o datos del recibo en el caso de recibos domiciliados.

Si tu medio de pago del alquiler es la transferencia, debes entregar una copia de tu resolución en tu banco o caja y firmar una orden de transferencia periódica para que cada mes se traspase la cuantía del alquiler desde tu cuenta a la de tu arrendador. Si ya entregaste tu resolución en tu entidad bancaria hace más de dos meses, debes comprobar en tu banco o caja que la transferencia periódica está correctamente ordenada cada mes. Consulta en tu sucursal.

Si tu medio de pago del alquiler es el cargo en cuenta de recibos domiciliados, el Ministerio de Fomento comprobará que estás al corriente en el pago de tus recibos consultando a tu banco o caja. No es necesario que envíes ningún recibo al Ministerio de Fomento.

Cuando se compruebe que estás al corriente en el pago del alquiler, junto a tu primer pago de la ayuda recibirás todos los atrasos desde la fecha de efectos de la ayuda que consta en tu resolución.

En el caso de que recibas tu resolución pero ya no residas en la vivienda en alquiler y, por tanto, no puedas tramitar ya ningún nuevo pago del alquiler, puedes reclamar el pago de los meses a los que tuviste derecho. Para ello, lo primero es informar a tu Comunidad Autónoma para que dé de baja tu resolución desde el momento en que abandonaste la vivienda. A continuación, debes enviar al Ministerio de Fomento una fotocopia sellada por tu entidad bancaria de los recibos bancarios que acrediten que estabas al corriente del pago del alquiler durante los meses en los que tenías derecho a la ayuda. Recuerda que sólo se admiten pagos por transferencia bancaria o por domiciliación de recibos. No se aceptan pagos en metálico, ingresos en efectivo, cheques ni ninguna otra forma de pago.

¿Tienes problemas para cobrar la Renta básica de emancipación?

© Ministerio de Fomento