Gobierno de España. Ministerio de Fomento

Sostenibilidad

SostenibilidadLas acciones del Ministerio de Fomento responden al principio de sostenibilidad entendida en su triple dimensión de eficiencia económica, equidad social y calidad ambiental. Todas las políticas del Ministerio van encaminadas al objetivo de contribuir a la construcción de ciudades más eficientes en términos económicos, más equitativas en términos sociales y más sostenibles en términos ambientales.

Con ello el Ministerio da respuesta a varios mandatos constitucionales, en particular al artículo 47 de la Constitución Española que establece el derecho de todo ciudadano español a disfrutar de una vivienda digna y adecuada, pero, también, a políticas definidas en el seno de la Unión Europea, como las Agendas de Lisboa y de Goteborg, o la Estrategia Territorial Europea, y a compromisos internacionales del Gobierno de España como es el Protocolo de Kioto.

La Estrategia de Lisboa fija como objetivo estratégico de la Unión el refuerzo del empleo, la reforma económica y la cohesión social, aspectos todos ellos que tienen una dimensión urbana, espacial. En todos estos aspectos el sector residencial, los equipamientos urbanos de apoyo a la conciliación de vida laboral y vida familiar, el transporte, los espacios destinados a la actividad económica, etc., juegan un papel importante.

La Agenda de Goteborg, por su parte, añade a la anterior un componente medioambiental, al proponer una estrategia de desarrollo sostenible que suponga una administración responsable de los recursos naturales. El desarrollo urbano afecta a una gran cantidad de recursos naturales, desde el propio suelo, hasta los energéticos, el agua o el aire. La Estrategia Territorial Europea, por su parte, propone entre otras cosas un modelo de ciudad densa y compacta, la conservación y protección del patrimonio natural y construido, la potenciación de las redes de ciudades pequeñas y medias.

Los compromisos derivados del Protocolo de Kioto para la reducción de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, asumidos por la Unión Europea para su cumplimiento conjunto por todos los Estados miembros, requieren de acciones importantes en el campo de la edificación y la construcción de ciudades porque los sectores difusos de la edificación y el transporte urbano constituyen una de las principales fuentes de emisión de dióxido de carbono a la atmósfera. Por ello todas las acciones que el Ministerio lleva a cabo en el campo de las políticas urbanas, de vivienda y de edificación están orientadas a facilitar una reducción de las emisiones, dentro del Plan Nacional de Asignación.